Ziclo pasando por el aro: Ganar de cualquier manera (Blue Chips)

tumblr_m6uyqvOcv81r10tndo1_1280

TÍTULO ORIGINAL Blue Chips
AÑO 1994
NACIONALIDAD USA
DIRECTOR William Friedkin
GUIÓN Ron Shelton
MÚSICA Nile Rodgers
FOTOGRAFÍA Tom Priestley
REPARTO Nick Nolte, Mary McDonnell, J.T. Walsh, Ed O’Neill, Alfre Woodard, Bob Cousy, Shaquille O’Neal, Anfernee ‘Penny’ Hardaway, Matt Nover, Cylk Cozart, Anthony C. Hall, Robert Wuhl, Bobby Knight, Rick Pitino, Allan Houston, Calbert Cheaney, Larry Bird, James Caviezel (AKA Jim Caviezel), Louis Gossett Jr., Rick Fox, Kevin Garnett
SINOPSIS Por primera vez en su vida, el entrenador Pete Bell tiene que encajar el hecho de que su equipo de baloncesto pierda el campeonato.

Blue Chips es un término que se utiliza originariamente en bolsa para decir que algo está en alza. En el baloncesto norteamericano lo utilizan para indicar ciertos jugadores que en teoría, acabarán llevando sus nombres en la espalda de alguna franquicia NBA.

El baloncesto universitario es amateur, tal vez una de las razones por la cual es casi una religión en algunos estados (sobre todo Indiana, cuna de los Hoosiers) de la NCAA . La Final Four se retransmite desde hace años a nivel nacional e internacional, haciendo parón incluso la NBA, superando en espectadores a muchos partidos de la liga profesional. Se considera el baloncesto puro, antes de ser corrompido por los millones, la fama y el estrellato de los grandes focos, incluso algunos equipos del país, tienen más repercusión que alguno profesional. Más tras el salto…

En la NCAA (la liga universitaria) está totalmente prohibido el pago o compensación de ninguna manera a cualquier jugador. En esto se centra la trama de Blue Chips, en una historia de un entrenador, un equipo y unos jugadores, manchados por el verde.

Estamos ante una de las grandes actuaciones de Nick Nolte (48 horas más); su personaje,  Pete Bell, es un entrenador de éxito y mal carácter, de hecho Nolte estudió y se inspiró en el gran Bobby Knight (Uno de los entrenadores más laureados y polémicos de la NCAA) para hacer más creíble su trabajo. Como curiosidad decir que una escena en la que un Pete Bell cabreado tira una silla en pleno partido, es una de las historias más conocidas del bueno de Knight. Cuando el entrenador Bell se enfrenta a una racha negativa de resultados, intenta buscar la manera de atraer a nuevos talentos en clara desventaja, pues otras universidades ofrecen compensaciones a los chicos a lo que él se niega. Su orgullo y amor por este deporte no le permiten pensar en el fracaso, lo que unido a sus demonios del pasado y presiones de la universidad le llevan a violar las leyes de la liga.

Imagen

En este filme aparecen muchos jugadores conocidos, Allan Houston, Kevin Garnett,  así como leyendas como Bob Cousy, el propio Bobby Knight, Larry Bird, Wes Unsled… pero nos centramos en los protagonistas Shaquille O´neal y Anfernee “Penny” Hardaway (compañeros en los Orlando Magic en aquella temporada) y Matt Nover (que no llegó a la NBA y pasó casi toda su carrera en Portugal). Una de las partes que más me gustan de la película es la primera aparición de O´Neal, el entrenador Bell es llevado a un pueblo perdido, donde queda boquiabierto al ver a Neon, un gigantón de más de 2’15 destrozando el aro una y otra vez. Sin ninguna duda es la mejor actuación de la “carrera” de “Shaq” en el cine, interpretando a un buenazo con problemas de aprendizaje en el cuerpo de un pivot dominante. A Penny (Butch) lo vemos más rígido, todo lo contrario que en la cancha donde destila elegancia y Nover (Ricky) tampoco destaca mucho.

En general tenemos muy buenas actuaciones, un baloncesto más que decente, aunque siempre hay jugadas para la galería (Alley oops, mates en la cara, etc) y grandes tiempos muertos. Se refleja perfectamente ese fanatismo por el basket universitario y algunos de los problemas con los que se encuentran los chicos, las ambiciones y el negocio detrás de un deporte.

Sin duda una de las mejores películas de baloncesto que se pueden ver.