Passengers (2016) – Edulcorando el espacio

TÍTULO ORIGINAL Passengers
AÑO 2016 NACIONALIDAD Estados Unidos
DIRECTOR Morten Tyldum
GUIÓN Jon Spaihts
REPARTO Chris Pratt, Jennifer Lawrence, Michael Sheen, Laurence Fishburne
SINOPSIS Una nave espacial, que viaja a un planeta lejano transportando a miles de personas, tiene una avería en una de las cápsulas de hibernación tras el impacto con un gran meteorito. Como resultado, un pasajero se despierta noventa años antes del final del viaje.

Un fin de semana más hemos podido disfrutar de una película en una sala de cine que todavía conserva el encanto de antaño y unos precios – tanto la entrada como la comida y bebida – apto para todos los bolsillos. Y así, hasta la película más meh se disfruta. El cine es Cine-Teatro Salesianos y la peli «Passengers».  Opinión tras el salto.

Jim Preston (Chris Pratt) viaja, como otras cinco mil personas, a bordo de la nave Avalon para colonizar Homestand II, un planeta que se encuentra a unos 120 años de distancia.  Cada uno tiene su cápsula individual para viajar en estado de hibernación pero un día, la de Jim Preston sufre una avería y se despierta… muchos, muchos años antes de lo previsto.

Después de la confusión inicial, llega la felicidad que aporta tener un espacio inmenso para ti solo y con todas las necesidades básicas cubiertas y un extra en comodidades.

Pero… esa felicidad no dura. Pasado un año, empieza a sentirse demaisado solo y cansado de tener como única compañía a un camarero de inteligancia artificial (Michael Sheen). Da “por casualidad” con la ficha de Aurora Lane (Jennifer Lawrence) y ahí empieza el miedo y las dudas.  ¿Es capaz de condenar a otra persona a pasar el resto de su vida en la nave?

La cápsula de Gus Mancuso (Laurence Fishburne), tripulante de Avalon,  también falla y sirve para despejar bastantes dudas y dar un poquito de acción (suave) a la película.

La permisa está bien. Los pequeños dilemas que plantea también. Los actores tampoco están mal. No importa que sea previsible. Es el guión lo que falla estrepitósamente. Diálogos bastante pobres y una historia de amor bastante cursi. Ni siquiera tiene escenas que visualmente te dejen con la boca abierta.

Se puede ver sin sentir que has perdido tiempo de tu vida.

Deja un comentario