la señal

La señal (2014), una reseña oportunista

La señal - poster
TÍTULO ORIGINAL:
The Signal
NACIONALIDAD:
Estados Unidos
AÑO:
2014
DURACIÓN:
95 mimn.
DIRECTOR:
William Eubank
GUIÓN:
William Eubank, Carlyle Eubank, David Frigerio
MÚSICA:
Nima Fakhrara
FOTOGRAFÍA:
David Lanzenberg
REPARTO:
Brenton Thwaites, Laurence Fishburne, Olivia Cooke, Beau Knapp, Lin Shaye, Robert Longstreet, Jeffrey Grover

Sinopsis de La Señal

Nic y su mejor amigo Jonah viajan por carretera en compañía de Haley, la novia del primero, para ayudarla en su mudanza a California. En un punto del camino, deciden dar un rodeo para perseguir a un hacker que parece que los está acosando y llegan a una casa abandonada enmedio de ninguna parte…

Breve comentario…

La Señal ya fue comentada (con spoilers) por Roy Smith hace algo más de un año y lo cierto es que no tengo mucho más que añadir a lo dicho entonces. Simplemente recalcar que sí, es muy recomendable y consigue enganchar al menos para ver a dónde lleva la trama y qué está pasando realmente, sin embargo dicha explicación final es bastante chof, no porque sea insatisfactoria, sino porque deja por el camino varios cabos sueltos y pistas falsas, usados para mantener la intriga y la confusión en el espectador y a los que no se le da una justificación en ningún sentido.

De todas formas, más que hablar de La señal en sí, yo lo que quería era contar una pequeña anécdota relacionada que recordé viéndola y que no le importará a nadie, pero me da exactamente igual.

… y una anécdota

Vienen (más) SPOILERS…

Hace muchos años, después de ver El proyecto de la bruja de Blair (1999), comentaba con alguien a quien sí le había gustado que la peli no es que deje las explicaciones en el aire para que uno las interprete, sino que carece completamente de ellas y que se puede usar cualquier historia para justificar lo que pasa. Como ejemplo (extremo) de ello, le expuse que bien podría ser que los personajes estuvieran manipulados por alienígenas que, después de marearlos y llevarlos a la “casa de la bruja”, los abducen.

Pues bien, al principio de La Señal, los protagonistas entran en la casa del hacker y se separan al bajar uno al sotano; cuando vuelve al piso de arriba se encuentra a su compañero sentado en un esquina de cara a la pared, que no sé si es algo sacado de otra estúpida leyenda americana, pero es lo que pasaba justo al final de El proyecto de la bruja de Blair. ¿Coincidencia cósmica? ¿Taquiones?

Deja un comentario