Star Wars Episodio VI – El retorno del Jedi (1983)


Sinopsis: En esta tercera película de la saga nos encontramos enlazando directamente con el final de la segunda. En esta ocasión Luke, Chebacca, Leia y Lando -acompañados siempre por los robots C3PO y R2D2– van en busca de Jabba The Hutt, que tiene congelado en carbonita a Han Solo. Este será el principio de una serie de aventuras donde podremos encontrar de nuevo a Yoda en el planeta Dagobah y conoceremos nuevos mundos como la luna de Endor, habitada por los Ewoks  -que posteriormente tendrían su película- y donde veremos la segunda parte del enfrentamiento entre Luke Skywalker y Darth Vader/Anakin Skywalker. Asímismo se nos aclarará algo más la relación entre la princesa Leia Organa y Luke Skywalker. 

Los protagonistas en la luna de Endor.

Destacar que en esta parte, por fin veremos claramente al Emperador Palpatine o conocido entre los Sith -rama de los Jedi que utilizan la fuerza en su propio beneficio y anhelan sobre todo el poder- como Darth Sidious. 

El emperador Palpatine/Darth Sidious

Al final habrá una mutación en el malvado Darth Vader aflorando su parte buena –Anakin Skywalker– donde veremos por fin la cara de Darth Vader. Una película que fue orientada más que nunca -debido a los Ewoks– al público infantil y sin duda la más floja de toda esta primera trilogía, pero por ello no deja de haber escenas muy buenas como la carrera en una especie de motos aéreas en la luna de Endor, o el asalto final de la flota rebelde a la nueva Estrella de la Muerte. 

Sebastian Sahw -el rostro de Darth Vader-

 

En esta ocasión la cinta estaría nominada a los oscar -como siempre en apartados técnicos- en las categorías de efectos sonoros, música, sonido, decoración y efectos especiales, siendo ganadora en esta última categoría.

 

Destacar que años más tarde se estrenaron versiones de esta saga “mejoradas” tanto a nivel visual como sonoro con la inclusión de nuevas escenas -hecho que me alegró enormemente en su momento-.

También hay un pero; esta digitalización se llevó a tales extremos que llegaron a sustituir la secuencia final de la película -donde aparece el fantasma de Anakin Skywalker– quitando el rostro original del actor Sebastian Shaw, por el del actor Hayden Christensen, que da vida a Anakin Skywalker/Darth Vader  en la segunda parte de la primera trilogía cronológicamente hablando y -que ya se había rodado-  y repitiría el rol en la tercera parte de la saga-precuela.

Como siempre os dejo con el trailer de esta tercera parte -sexta cronológicamente hablando- de la saga. Disfrutad!!!!