Escuadrón Suicida (2016), pues no mola tanto

escuadron-suicida-poster

Fin de semana de programación no-tan-familiar en el Cine Teatro Salesianos, la última gran sala de verdad de la buena que nos queda en Vigo, con precios asequibles, una atención inmejorable y una selecta colección de chuches para acompañar la proyección. En esta ocasión tocan los disfuncionales villanos del Universo Cinemático DC.

Hace unos meses probablemente diría que Escuadrón Suicida es un truñaco del 15, pero como ahora he visto Leyenda Urbana 3, diré simplemente que es regulera. Cuestión de perspectiva 😉

El compi Roy Batty ya hizo en su día la crítica amable de la peli y, aunque muchas veces solemos coincidir, esta vez voy a hacer de poli malo (o de poli-menos-bueno). De todas formas, comparto su afirmación de que Escuadrón Suicida es puro espectáculo de acción y tiros con unas gotas de romance, sin embargo el ritmo es muy irregular, y argumentalmente se desinfla hacia la mitad llegando hasta un final completamente anticlimático.

escuadron-suicida-01

Vamos a obviar el hecho de que la premisa para reunir al grupo es contar con un equipo de operativos metahumanos controlables que puedan hacer frente al siguiente alienígena nivel Superman que llegue a la Tierra, y que para ello reclutamos a una sociopata con un bate, a un tipo que lanza búmerangs y a otro que es capaz de escalar todo, todo, todo…

También vamos a obviar que, a pesar de tener unas secuencias de presentación de personajes bastante chulas, eficientes y directas para poder entrar rápido en materia, cuando el equipo va a su primera misión incorporan a dos nuevos miembros de los que apenas nos cuentan nada. A Katana al menos aún le dan un par de frases para que tenga un trasfondo, pero es bastante evidente que Slipknot va a tener menos futuro que Ave de Trueno en la segunda alineación de X-Men.

Cuesta abajo sin frenos

Para mí el momento en el que empieza a hundirse seriamente es cuando rescatan a Amanda Waller y descubrimos que, como no debe tener suficiente presupuesto, subcontrata a sus analistas de datos a alguna ETT de mala muerte y, por lo tanto, al no tener autorización de seguridad para manejar la información que manejan son completamente prescindibles, en una de las escenas más gratuitas que puedo recordar. A partir de ahí, cuesta abajo sin frenos. Los personajes se van, vuelven y cambian de opinión sin orden, sentido, ni explicación coherente.

escuadron-suicida-02

El protagonismo está bastante polarizado entre Deadshot y Harley Quinn, algo no del todo positivo para lo que pretender ser un reparto coral. Y aunque el resto tienen sus momentos de lucimiento, hay alguno que sobra completamente, como el Capitán Boomerang, del que ni se molestan en explicar por qué vuelve al grupo para el acto final, después de haberle faltado tiempo para irse en cuanto se elimina el elemento coaccionador que lo mantenía allí.

Paralelamente a la historia principal, tenemos al Joker como alivio cómico-sicópata con su plan para rescatar a Harley y flashbacks contándonos su relación. Al contrario de la polémica que se ha suscitado sobre si le han robado escenas al personaje o si necesitaba más tiempo en pantalla, me parece que sale lo justo y necesario, no es esta la película para entrar en detalle sobre esta nueva visión del príncipe payaso del crimen. El error está en haber centrado tanto en él la campaña promocional.

escuadron-suicida-03

En conclusión

A pesar de todo, tengo ganas de verla en VO, me ha dado la impresión de que la traducción ha sido deficiente en algunos aspectos y, sobre todo, el doblaje de Jared Leto es horrible.

Por otro lado, me está gustando la forma de ir dándole forma al DCU, a base de pequeños detalles. Aquí tenemos un par de cameos y referencias al final de Batman v Superman.

Terminando ya, sentencia para polémica: la mayor parte de errores que se achacan a Escuadrón Suicida, los podemos encontrar también en las dos películas de Los Vengadores, a las que se les dan muchos menos palos por ello. También tendría gracia que la campaña de “búsqueda de amigos” de Bruce Wayne sea más eficiente y sólida que la tontería que acabó siendo la “Avenger Initiative”.