El corazón del ángel (1987)

Sinopsis: Un detective privado es contratado por un misterioso personaje para que encuentre a una persona desaparecida. Lo que parece ser una investigación rutinaria se va convirtiendo cada vez más en una situación oscura e inquietante donde se mezclan la magia negra -vudú en este caso- y la vida personal del protagonista….

Recuerdo que la primera vez que vi esta película quedé enganchadísimo a ella -aún hoy en día la veo y me encanta-. En esta cinta nos encontramos a un actor -todavía no estaba echado a perder- Mickey Rourke, en el papel del detective encargado del caso.

Robert De Niro, el hombre que contrata al detective

Junto a él podemos encontrar a un inquietante y oscuro Robert De Niro -magnífica la escena del huevo-, la veterana actriz Charlotte Rampling y a una erótica femme, la actriz Lisa Bonet -muchos la recordaréis por ser la hija mayor de la serie cómica de tv Bill Cosby-, que daba sus primeros pasos en el cine, escogiendo para ello un papel muy alejado de la serie que la hizo famosa, con un alto contenido sexual.

Lisa Bonet en un papel muy alejado del que le hizo famosa

Antes de dedicarse al boxeo, ser vagabundo, y un hombre con kilos y kilos de cirugía y mal gusto, el actor Mickey Rourke tuvo una filmografía interesante; baste destacar películas tan magníficas como Fuego en el cuerpo (1981), Diner (1982), La ley de la calle (1983), Manhattan Sur (1985), o incluso -aunque a mi no me emocionó- Nueve semanas y media (1986). Posteriormente su elección en las películas que trabajaría iría en un descrecendo cualitativamente hablando -no sé si fruto de los golpes que recibía en sus veladas pugilísticas- como Orquídea salvaje (1989), Dos duros sobre ruedas (1991), Double Team (1997), entre otras.

Mickey Rourke, el detective privado

Por fortuna, parece que últimamente empieza a escoger alguna película decente -no todas- como El fuego de la venganza (2004), Sin City (2005), o El luchador (2008) pero para su desgracia sigue combinándolas con elecciones menos acertadas  como Iron Man 2 (2010) o Los mercenarios (2010).

La cinta fue dirigida por el director Alan Parker, poseedor de una interesante filmografía -algún resbalón incluido- trabajando tras la cámara en El expreso de medianoche (1978), Fama (1980), Pink Floyd The Wall (1982), Birdy (1984), The commitments (1991), o Las cenizas de Ángela (1999) entre otras.

A destacar en la película un trabajo impecable en el diseño y ambientación de la ciudad de Nueva Orleans con una fotografía a cargo de Michael Seresin -que ha colaborado en gran parte de los títulos del director de esta cinta-, mostrándonos una ciudad, oscura, deprimente, lluviosa, sucia… muy acorde con la historia y el personaje protagonista -también con un aspecto bastante desaliñado aunque sospecho que eso no es fruto del personaje sino del actor-.

Una película que recomiendo a todas luces para los que les guste el suspense, sin duda una gran elección para una buena tarde de cine. Como siempre os dejo con el trailer, disfrutad!!!