“El ataque de los tiburones” (2005) – Escualos 90210

spring break shark attack

TÍTULO ORIGINAL Spring Break Shark Attack (aka Dangerous Waters: Shark Attack)
AÑO 2005
NACIONALIDAD Estados Unidos
DIRECTOR Paul Shapiro
GUIÓN James LaRosa
MÚSICA Danny Lux
FOTOGRAFÍA Michael Brierley
REPARTO Kathy Baker, Bryan Brown, Shannon Lucio, Riley Smith, Bianca Lishansky, Justin Baldoni, Genevieve Howard, Wayne Thornley
SINOPSIS Danielle se va, sin el permiso de sus padres, de puente con sus amigas a las playas de Florida. Lo que deberían ser unos días de diversión se convierten en una pesadilla cuando un grupo de voraces tiburones comienzan a atacar a los turistas.

El Spring Break del título original hace referencia a una semana de vacaciones en la que los estudiantes yanquis aprovechan para viajar a la costa y ponerse hasta las cejas de bebidas y otras sustancias, al tiempo que intentan revolcarse con todo lo que se menea. Es una excelente excusa para una película en la que enormes tiburones se zampan a adolescentes con las hormonas aceleradas. Por desgracia, ésta no es esa película; aquí los tiburones son apenas una breve subtrama dentro de una historia más propia de cualquier teleserie de jovenzuelos. La protagonista que se desvive complaciendo a sus padres, decide echar una canita al aire con sus amigas divinas de la muerte, y se debate entre un típico ligón cachas y bronceado, y un chico buenote, simpático y trabajador.

Peli para televisión con un aceptable apartado técnico en la recreación de los bichos, aunque los ataques en sí sean bastante light (mucha “sangre” y pocas vísceras). Hay dos o tres escenas que son homenajes/guiños/plagios descarados tanto a “Tiburón” (1975) de Spielberg como a “Piraña” (1978) de Joe Dante, pero es algo que estas alturas parece inevitable.

Lo cierto es que toca bastantes temas, sin entran en profundidad en ninguno. Así, tenemos conflicto generacional, violadores que echan sonmíferos en los refrescos, crítica ecológica por la alteración artificial del ecosistema, competición especulativa entre zonas de turismo. Incluso hay un momento para una pequeña aventura cuando el barco de los protagonistas (“you’re gonna need a bigger boat”) tiene que hacer un atraque de emergencia en una isla donde, oh casualidad, encuentran el cadaver medio devorado del novio de una de las chicas, al que habían atacado en otro sitio más alejado, pero ¿qué importa?

Con todo, la película es bastante llevadera (apenas llega a los 90 minutos), aunque lo estropea con un final sumamente ridículo.

Como no encuentro trailer, os dejo la que creo que es una de las secuencias más angustiosas.