Casa de juegos (1987) – Cine negro a medio gas

casa de juegos

TÍTULO ORIGINAL House of Games
AÑO 1987 NACIONALIDAD Estados Unidos
DIRECTOR David Mamet
GUIÓN David Mamet
REPARTO Lindsay Crouse, Joe Mantegna, Mike Nussmaum, J.T. Walsh, Lilia Skala, Ricky Jay, Jack Wallace, William H. Macy
SINOPSIS La doctora Margaret Ford, una eminente psiquiatra con una vida personal poco excitante, tiene un joven paciente que se ha metido en un buen lío: debe 25.000 dólares a unos individuos que están dispuestos a eliminarlo si no salda la deuda. Esa misma noche la doctora acude a un local llamado la “Casa de juegos” con la intención de pagar la deuda de su paciente y conoce a Mick, un elegante timador profesional por el que se sentirá atraída.

La vi medio a regañadientes, tras una recomendación en Saber y Ganar, y le di una oportunidad, aunque la sinopsis no me terminara de convencer. La buena crítica que le daban, en general, fue lo que me animó finalmente a darle al play.

Cine negro, bien planteado, bien fotografiado, con una muy buena historia detrás, un reparto bien escogido, pero muy teatral; más de lo que hubiera deseado. Realmente es más teatrera que teatral, y se crean situaciones muy forzadas y sobreactuadas que manchan un poco la buena película que es.

Continúo tras el salto.

No se lo vamos a tener en cuenta al bueno de David Mamet siendo este su debut en la dirección… quien el mismo año había escrito el guión de Los intocables de Eliot Ness, 6 antes El cartero siempre llama dos veces y muchos años más tarde Hannibal y Ronin. La dirección, desde mi humilde punto de vista, no es lo suyo. En la escritura tiene pocos rivales.

Casa de juegos transcurre muy lentamente (cine negro, es lo esperado), pero sin pausas inútiles… siempre está pasando algo, lo que ayuda a llevar la tranquilidad del asunto. Con un mínimo parón argumental, estoy seguro que me habría quedado dormido… por suerte, no fue así.

M8DHOOF EC029
Como dije arriba, la historia es muy buena: una psiquiatra (que ejerce de psicóloga y escritora) decide pagar la deuda de 25.000 de uno de sus pacientes (porque con su súper libro, y los royalties, le sobra la pasta). Cuando va a hablar con su deudor, descubre que la deuda es tan sólo de 800 dólares, y se los podría ahorrar si “le echa una mano al mafioso”.

A partir de aquí quizá venga algún spoiler -no intencionado-, así que si no la has visto, no te la estropees… Si te gusta el cine negro, merece la pena. Te dejo aquí el tráiler y continúo abajo.

Más adelante descubrimos que Mantegna es un timador profesional, y sospechamos. La naturalidad con la que acoje a la entrometida de la que no conoce ni el nombre, en su club de timadores, hace que sospechemos más. Que le muestre los entresijos y trucos de los timos paso a paso, con ejemplos y demás (sólo falta una presentación en Powerpoint) hace que las sospechas empiecen a ser demasiado evidentes.

Finalmente cuando orquestan el timo final, sabes cómo va a terminar el asunto, aunque no del todo, y aquí es donde creo que flojea la película.

SPOILERAZO

Cuando se encuentran al final en el Aeropuerto y ella se descubre (lo de la navaja está muy mal llevado, y la hace quedar de tonta, cuando no lo es), esperaba una vuelta de tuerca, un giro esperado, y no uno inesperado. El esperado sería que ella consiguiera timarlo a él y hacerle un IN YOUR FACE!, pero no… saca una pistola y le pega 5 tiros. Inesperado, y mal escogido final.

Después de descubrir el evidente pastel con el timo de los 80.000$, uno espera que la cosa vaya como debiera… ella es lista y se la devuelve. Que coja un arma y mate al timador sólo hace que el final sea un simple “pues vale” en lugar de un “toma, cabrón! y ahora te jodes!”.

En resumen, una muy buena película, buen ejemplo de cine negro tranqui, pero un poco más teatrero que teatral, y con un final mejorable.