Una carta para Momo (2011), maravillosa

Una carta para Momo - poster

TÍTULO ORIGINAL:
Momo e no Tegami

NACIONALIDAD:
Japón

AÑO:
2011

DURACIÓN:
120 min.

DIRECTOR:
Hiroyuki Okiura

GUIÓN:
Hiroyuki Okiura

MÚSICA:
Mina Kubota

FOTOGRAFÍA:
Kôji Tanaka

REPARTO:
Animación

Sinopsis de “Una carta para Momo”

Momo es una joven que ha crecido en la gran ciudad. Sin embargo, tras la prematura muerte de su padre, deberá trasladarse con su madre a la vieja casa familiar en una remota isla. Allí, el tiempo parece haberse detenido: claros circundados de árboles, campos labrados laboriosamente en las colinas… Momo no se siente exactamente entusiasmada con su nuevo entorno.

Querida Momo

Una carta para Momo es una entrañable y emotiva película dirigida por Hiroyuki Okiura, responsable de la también excelente Jin-Roh (1998), que vi hace algún tiempo y voy a tener que revisionar porque creo que no le he dedicado una entrada. Es una pena que Okiura no se prodigue más (solo ha dirigido estas dos cintas) porque ha demostrado bastante solvencia con dos historias completamente dispares. Sí que ha participado, no obstante, en varias peliculas destacables en el departamento de animación: Black Magic M-66 (1987), Akira (1988), Venus Wars (1989), Roujin Z (1991), Metropolis (2001), Paprika (2006), Your name. (2016)… entre otras muchas.

Una carta para Momo 01

La película comparte muchos elementos con parte de la filmografía de Miyazaki: choque entre modernidad y tradición, conflictos familiares, el abandono de la niñez, referencias y uso de iconografía sobrenatural del folklore japonés… Sin embargo, dichos elementos están usados con la suficiente entidad propia para que no pensemos directamente en un calco de estilo.

Una carta para Momo 02

El elemento central de la historia es una carta inacabada (en la que solo se puede leer “Querida Momo”) que el padre dejó a su hija antes de morir, después de una pequeña pelea entre ellos por un malentendido. Todo ello incrementa el sentimiento de culpa de la niña, lo cual afecta a su relación con su madre y con los demás niños del pueblo.

Una carta para Momo 03

Dos horas con un ritmo pausado pero que no se hacen nada pesadas. De hecho, los detalles de todo lo que se nos cuenta están perfectamente cuidados y lo que en principio puede parecer una lenta exposición de los acontecimientos, en realidad es la explicación de lo que va a ir sucediendo después.