War of the Worlds: Goliath (2012), no venimos en son de paz

War of the Worlds: Goliath - poster

TÍTULO ORIGINAL:
War of the Worlds: Goliath

NACIONALIDAD:
Malasia

AÑO:
2012

DURACIÓN:
86 min.

DIRECTOR:
Joe Pearson

GUIÓN:
David Abramowitz, Joe Pearson

MÚSICA:
Luka Kuncevic

FOTOGRAFÍA:
Young Hwan Sang

REPARTO:
Animación

Sinopsis de “War of the Worlds: Goliath”

A finales del siglo XIX, la Tierra fue atacada por máquinas de asalto con forma de trípode provenientes del planeta Marte. Después de un primer asalto fulminante, los invasores fueron derrotados por las bacterias terrestres. Catorce años después, la humnanidad ha prosperado gracias a la tecnología alienígena, pero los marcianos no se han estado quietos…

“Caballeros, la Primera Guerra Mundial acaba de ser cancelada.”

War of the Worlds: Goliath está concebida como secuela de la famosa novela de H.G. Wells “La Guerra de los Mundos”. Con una ambientación con aires diesel/steampunk bastante maja, tenemos una película bastante desequilibrada en cuanto a desarrollo. De hecho se acerca peligrosamente a parecer un fan-fiction que tiene el único objetivo de mostrar una batalla campal entre trípodes marcianos y mechas.

War of the Worlds: Goliath 01

La presentación de personajes es bastante larga y se lleva bastante más de un tercio del metraje. Después de la invasión se ha formado una fuerza de defensa internacional llamada A.R.E.S. (Allied Resistance Earth Squadron) formada por militares de todos los ejércitos de la Tierra. Se toma su tiempo en establecer de forma correcta el contexto histórico, con la inminencia del comienzo de la Primera Guerra Mundial, pero se queda todo en un mero dato anécdotico, una pelea de taberna auspiciada por soldados alemanes, algunas bromas pasadas de rosca entre ingleses e irlandeses y una soflama patriótica pronunciada por el protagonista británico para mantenerse unidos fente al enemigo común.

War of the Worlds: Goliath 02

El segundo acto de la cinta es un encuentro bastante largo contra un grupo de marcianos que actúa como avanzadilla para preparar la segunda invasión. Descubrir sus planes y frustarlos nos lleva casi hasta el final de la peli, una batalla contra la flota invasora propiamente dicha, que resulta anticlimática, precipitada y nos deja que la sensación de haber visto el episodio piloto de una serie o la primera parte de una trilogía.