Archivo de la etiqueta: cine clásico

“Los ojos sin rostro” (1960) – terror à la nouvelle vague

Les yeux sans visage

TÍTULO ORIGINAL Les yeux sans visage
AÑO 1960
NACIONALIDAD Francia
DIRECTOR Georges Franju
GUIÓN Claude Sautet, Pierre Boileau, Thomas Narcejac (Novela: Jean Redon)
MÚSICA Maurice Jarre
FOTOGRAFÍA Eugen Schüfftan (B&W)
REPARTO Pierre Brasseur, Alida Valli, Juliette Maynel, Edith Scob, François Guérin, Alexandre Rignault, Béatrice Altariba
SINOPSIS En París, un brillante y desquiciado cirujano rapta chicas con el fin de utilizar su piel para reconstruir la belleza de su hija, destrozada por un trágico accidente del que él se siente culpable.

Sobre una base 100% Frankenstein, añadimos tintes de El fantasma de la ópera y algo de slasher y tenemos este peliculón… terror intimista en estado puro. Es curioso cómo con tan sólo una máscara sin facciones podemos expresar tanto; Georges Franju sabía lo que hacía… ocultando, mostramos más. No esperéis una súper peli de terror gore slasher a todo trapo, con miles de litros de sangre y acción a punta pala… no. Esto es un segundo plato de invierno, pesado, duro, pero satisfactorio, y que se disfruta mejor con un buen vino…

Continuamos tras el salto… Seguir leyendo “Los ojos sin rostro” (1960) – terror à la nouvelle vague

El mayor y la menor (The Major and the Minor) (1942)

El mayor y la Menor- 1964- Cartel publicitario

Todo comienza cuando una chica de 20 años, Susan Katleen Appelgate, huyendo de la ruína y del acoso de los hombres en Nueva York, quiere volver a su casa en Iowa. Ella, temiendo que no pudiera conquistar NY siempre ha guardado 27dólares y 50 peniques con esta finalidad: el viaje de regreso a casa.

Pero cuando intenta comprar el billete,  el precio de tren ha subido de precio. Desesperada, cuando ya está pensando en renunciar al viaje oye y ve cómo una madre compra un billete a mitad de precio para su hija, menor de 13 años, ante la inminencia de la salida del tren corre a los lavabos, y se transforma en una niña de doce años y le ofrece a un hombre que está sin un céntimo que se haga pasar por su padre.

Casi sin darnos cuenta está sentada en el tren. y procurando escapar del suspicaz revisor que parece haberla descubierto.

Mientras escapa se cuela en la cabina privada de un Militar, Philip Kirby, y le hace creer que está muy asustada. Él, como buen militar, decide proteger a la pequeña Susan hasta su llegada al destino pero una desgracia hace que vean interrumpido su viaje en tren y que la prometida del Mayor Kirby descubra a la joven en la cama del mayor.

La pobre joven, agradecida por el gesto del mayor, se vuelve a hacer pasar por una niña para no estropearle la relación, casi sin pensarlo se ve arrastrada a una academia militar en donde conoce a la inteligente y liberal hermana de la prometida del Mayor Kirby, la cual está firmemente dispuesta a liberar al mayor de la bruja de su hermana.

Susan se encuentra acorralada y escoltada por cuatro jovenzuelos adolescentes que sólo piensan en besarla y meterle mano y aprovechan cada ocasión para hacerlo.

Al tiempo, el Mayor Kirby cada vez siente más atracción por la joven, la cual intenta refrenar por todos los medios, aunque parece no lograrlo demasiado bien.

Entre tanto, la prometida del mayor está secretamente boicoteando las aspiraciones de futuro del mayor para presionarlo a casarse, ésto es descubierto por su inteligente hermana y por Susan, las cuales idean un plan para utilizar el boicot en favor del Mayor Kirby.

Durante el baile de la academia el mayor está totalmente absorto en la joven y la prometida descubre la verdadera identidad de Susan y la amenaza con montar un escándalo que dañaría al Mayor Kirby  para obligarla a marchar

En secreto y durante la noche, Susan se escapa y regresa a casa en donde intenta continuar con su vida, pero está abstraída y triste.

Por otro lado la arducia de las jóvenes había funcionado y el Mayor Kirby es solicitado para su ascenso, la prometida monta en cólera y descubre su plan. El Mayor Kirby decide romper el compromiso y marcharse, durante el viaje decide visitar a la pequeña Susan.

Al recibir la llamada del Mayor Kirby Susan se disfraza de señora mayor y se hace pasar por su madre para no descubrirse ante Kirby. Él sospecha de ella pero finalmente se marcha haciéndole una especie de “proposición de matrimonio” a Susan.

En la estación de tren, ya de camino de vuelta, Susan aparece haciéndose pasar por una desconocida y ambos se abrazan.

Esta es una película de 1942 protagonizada por Ginger Rogers y Ray Milland. Fue la primera película americana dirigida por Billy Wilder. El guion por Wilder y Charles Brackett está basado en la obra Connie Goes Home por Edward Childs Carpenter.

Sinceramente tras verla no puedo entender cómo la censura de la época permitió que fuese emitida, no ya por “exibición” ya que no se ve ningún centímetro de más, pero tanto las insinuaciones como los comentarios con doble sentido dicen más de lo que realmente se ve a simple vista.

No es lo mismo que en Lolita (1962) de  Stanley Kubrick, ya que es mucho más explícita, pero considero, personalmente, que aunque el espectador sabe en todo momento que Susan tiene 20 años, la realidad es que si lo vemos desde el punto de vista del Mayor Kirby, quien piensa que Susan tiene 12 años, ya es casi una incitación a la pederastia… (aunque todo sea dicho que nadie creería que  Ginger Rogers  tiene 12 años, si acaso tiene 12 en cada pierna).

De todos modos es una película muy recomendable, tanto por la novedad de ver a Ginger Rogers haciendo un papel “serio” sin zapateados y sin gorgoritos como por la sobria calidad del rodaje, planos simples y sencillos.

Ginger Rogers como Susan Kathleen Applegate

Información extraída de: GoogleImdbFilmaffinity Wikipedia

Ray Milland como Major Philip Kirby

Diez negritos (1945)

Sinopsis: Diez personas son invitadas un fin de semana a una isla por un misterioso personaje. Cuando dichas personas llegan a la isla, su anfitrión no está en ella, y sí una grabación con una acusación de asesinato y muchas sospechas…

Adaptación de la novela Diez negritos, de Agatha Christie

Ocho invitados más un matrimonio compuesto por doncella y mayordomo completan los diez personajes de esta película… Espera, me olvido del barquero… Once personajes, diez principales… y la mayoría de ellos, prescindibles y patéticos. Vale, estamos en 1945, después de la IIGM, y es una película de René Clair, un director francés (eso explica bastante) aún con producción americana (los ganadores de la guerra, no? … ¬¬’), pero bueno, creo que todos: director y actores, podrían haberse esforzado un poquito más.  Seguir leyendo Diez negritos (1945)