Scream S02E08-12 (2016), final de temporada, bipolaridad agridulce

scream 2 - poster

El círculo se va cerrando lentamente y, aunque se despejan algunas dudas, no se revelan muchos de los interrogantes que revolotean por la serie casi desde el principio.

La segunda temporada de Scream ha sido una caca.
La segunda temporada de Scream no ha estado mal.

Ambas afirmaciones son mentira, y también ambas son verdad. A medias. O no. En fin.

si follas, mueres... aunque tarde dos o tres episodios
si follas, mueres… aunque tarde dos o tres episodios

anteriormente en Scream…

Ya lo hemos dicho varias veces, la primera temporada consiguió, contra todo pronostico, trasladar el género slasher al formato de serie televisiva, con algun pero que también comentamos en su momento.

El final de la anterior temporada nos dejó algún cabo suelto, diversas situaciones por desarrollar y un grupo de personajes bastante majete. Grupo de personajes que (aparentemente) no se han atrevido a matar en esta segunda temporada, con lo cual la serie ha perdido puntos de slasher; pero, por otro lado, nos ha dejado una historia de intriga y suspense bastante maja.

¿quién estaba aquí bajo el disfraz?
¿quién estaba aquí bajo el disfraz?

y ahora en Scream…

De todas formas, la revelación final me parece un poco forzada (¿de nuevo falta un cómplice?), pero es que tampoco he sentido interés por hacer elucubraciones (serias O:) ) sobre la identidad del asesino. Visto en perspectica tiene sentido: el personaje ya fue sospechoso de hacer cosas raras en la primera temporada, y en esta segunda ha estado muy “fuera de foco”, mientras las sospechas eran atraidas hacia los nuevos fichajes, raritos, marginales, y demasiado evidentes para ser los culpables de verdad.

Con todo, da la impresión de que todo el transfondo de Lakewood está bastante pensado y definido desde el principio, al menos en lo relativo a qué fue lo que paso hace 20 años, quién participó, y a quién afecta en el presente. No tanto, quizá, en cómo enfocar lo qué pasa realmente en ese presente.

El gran problema de la serie vuelve a ser la duración. Doce episodios contra los diez de la primera temporada, y esta vez se nota mucho más el relleno. Cuatro episodios de prólogo hasta la revelación de que hay un nuevo asesino, y otros cinco episodios de acosos, vueltas y sustitos hasta una recta final, donde está lo más interesante, en los tres últimos.

En fin, tenemos de nuevo muchos homenajes a momentos clásicos de la ficción de terror, desde la elección de los títulos de cada episodio hasta la puesta en escena de determinados momentos (Carrie y Buried son los más evidentes).

Hello, Kieran
Hello, Kieran

próximamente en Scream…

A estas alturas no está muy claro si habrá tercera temporada, pero sí se han confirmado dos especiales para Halloween.

Scream---Wes-Craven

Deja un comentario