“Scream” (2015)… final de temporada

Scream - poster

En el comentario de texto realizado sobre el principio de la temporada, habíamos dejado la serie en el episodio seis con un pequeño bajón de ritmo a nivel de mortandad entre los protagonistas, pero la promesa de que en el siete iba a haber un poco más de chicha sangrienta.

Breve revisión de la recta final de esta primera temporada después del salto. No hay spoilers gordos, intentaré hablar en código, pero sí comento alguna pista relativamente importante.

“Hello, Emma.”

El séptimo episodio es una especie de homenaje a “Saw”, básicamente por el juego de “busca y encuentra antes de que lo mate” que el asesino se marca con los protagonistas y uno de sus amigos, al que capturó en el episodio pasado. Se desarrolla en una bolera abandonada llena de recovecos, túneles y habitaciones. Es como el episodio del hospital, pero con Ghostface persiguiendo a los protas. Aunque tiene una atmosfera y un ritmo bastante logrados, y nos mantiene en tensión todo el tiempo, al final parece que solo sirve para demostrar que este psycho killer es un poco torpe, porque apenas hace pupita a un par de personajes y se escapan todos. Y entonces llega el epílogo, que hay que verlo para disfrutarlo…

En el octavo nos cuentan las consecuencias del anterior. Emma, la prota principal, está un poco ida y tiene alucinaciones. El episodio tiene en su mayoría un cierto tono onírico, que nos recuerda un poco al ambiente previo de algunos ataques de Freddy Krueger. Enmedio de sus ensoñaciones, Emma “recuerda” una pista importante que vio en el hospital del 5º capitulo pero que en su momento pasó por alto.

El noveno acelera el ritmo. Se descubren más cosas y todo apunta a un presunto culpable. Algún personaje empieza a actuar de forma más sospechosa que hasta el momento. Tenemos desconfianza, baile de Halloween y homenaje a John Travolta y Uma Thurman en “Pulp Fiction”… Cliffhanger directo hacia la traca final.

Vale, es el momento de explicar, por si alguien no lo tiene muy claro, que este tipo de historias se basa principalmente en dos puntos: convertir a (casi) todos los protagonistas en sospechosos, y que al final se pueda justificar que cualquiera de ellos sea culpable o no. Básicamente se hace con escenas a medias que no muestran todo lo que están haciendo los personajes, con subtramas que se intentan mantener ocultas mediante mentiras y engaños, y con lo que yo llamo el “sindrome de Clark Kent”.

“¿Dónde diablos estabas, Kent? Te has vuelto a perder la aparición de Superman.”

La serie los cumple todos bastante bien. Y hay un truco más: en “Scream” (1996) -desconozco si se había hecho antes- nos encontramos con el doble asesino, lo que permite tener a uno de los culpables en pantalla mientras el que lleva el disfraz está en otro lado haciendo sus cosas de sicópata con máscara, con lo cual el juego de coartadas, suposiciones y pistas falsas es más amplio y da mucho más juego.

Esto viene a colación de que, a no ser que la historia sea muy mala, si alguien dice que sabe quien es el malo desde el principio, o se está marcando un farol, o tiene muy poca imaginación, o se le dan muy bien los juegos de azar. Casi cualquier personaje puede ser el culpable, hay motivos para sospechar de casi todos ellos, y basta con cambiar ligeramente la explicación final, para que encaje uno u otro.

Dicho esto, llegamos al episodio final, que se emitió la misma semana en la que desgraciadamente se anunció el fallecimiento de Wes Craven, a quien como no podía ser de otra forma, se dedicó el capítulo, a pesar de que no estuvo implicado en ningún aspecto del desarrollo del proyecto, pero en el que figuraba como productor ejecutivo.

“Simplemente pusieron mi nombre ahí. Estaba muy ocupado como para hacer nada.”
Wes Craven

Scream---Wes-Craven

Después de lo escrito más arriba, decir que acerté con la revelación del asesino puede sonar un poco pedante XD La verdad es que no fue mi único sospechoso, ni siquiera por el que apostaba firmemente, pero las pistas de los últimos 3 ó 4 episodios apuntaban sutilmente en esa dirección. Cuando Emma se da cuenta de la pista que había en el hospital abandonado se me ocurrió que quizá estaban buscando el qué equivocado, cuando había un 50% de probabilidades de que ese qué fuese otra cosa. En el penúltimo episodio ya se hizo más evidente que ese personaje estaba sembrando cizaña y ofreciendo como veraces datos no contrastados… Pero había un cabo suelto relativo al asesino y lo que le había pasado en el sexto capítulo, algo que en principio lo descartaba como culpable, pero que en realidad indicaba la existencia de un cómplice a la ecuación. Un cabo suelto que no se revela hasta el mismo final de la serie, y que éste sí me cogió bastante descolocado, porque realmente no me lo esperaba, aunque sí había tenido sospechas en esa dirección, eran sospechas que apenas parecían tener fundamento y que descarté rápidamente, pero es una revelación que cambia por completo la perspectiva de muchas de las cosas que nos han contado, y que deja muchas cosas abiertas para la futura segunda temporada.

Scream 90215. Sensación de morir.
Scream 90215. Sensación de morir.

En definitiva, una serie bastante maja, aunque repito que le faltan personajes a los que matar. Media docena de muertes (o así) en 400 minutos son pocas en comparación con las que suele haber en los 90 minutos de una película de estas características.