Los juegos del hambre: Sinsajo Parte 2 (2015) – mediocre final

los juegos del hambre sinsajo

Sin querer estirarme mucho con la review, como viene siendo habitual, me adelantaré diciendo que la saga de Los juegos del hambre ha sido como un globo abandonado en el techo de un hipermercado. Cuando al niño se le escapa, sube rápido, vigoroso, ilusionado, hasta encontrar la cima de su mundo, hasta que poco a poco, día tras día, mes tras mes, o película tras película, vas viendo como se va deshinchando, se enmustiece hasta quedar tan chuchurrío que termina desplomándose en el suelo, hasta que alguien del equipo de limpieza decide que es hora de enviarlo al contenedor amarillo.

La primera película me moló bastante, aunque no fuera para tirar cohetes, con la 2, tres cuartos de lo mismo pero demasiado larga para lo que termina contando. La tercera fue un coñazo, falta de acción, lenta y llena de charlatanería. Con esta última ganamos algo de dinámica y acción, aunque damos muchas cosas por supuestas, pero la cagamos con un final demasiado evidente llegada la segunda mitad de la película.

En resumen, la saga fue cuesta abajo desde su inicio en la cumbre.

No hay desarrollo de los personajes. Tampoco es que fuera necesario ya que los conocemos desde hace unos años, pero los ‘cambios’ que sufre alguno de ellos, y no me refiero a Peeta, son tan bruscos, de un plano a otro, que te dejan un poco flasheado en el momento y no terminas de comprenderlo.

Para hablar de la historia tendría que meterme en el pantanoso territorio del Sr. Spoiler, y lo voy a hacer a partir de la imagen de aquí abajo, así que no continúes leyendo si no quieres. Avisado estás.

los juegos del hambre

En el momento en que Julianne Moore dice algo así como “le daremos la vuelta a todo lo que haga para que parezca que todo lo habíamos planeado nosotros”, ya me olí la traición. Es un 2+2 de historia de mafias típico, bien vs mal, vieja vs joven, rubia vs morena, Cristiano vs Messi. Uno espera que no sea así, y que haya algún giro que no resulte tan evidente. No lo hay, y Julianne Moore se autoimpone como emperatriz con las recelosas miradas de todos. Sin necesidad de hacer un esfuerzo demasiado intenso, sabes que Katniss va a pasar de Jack Bauer Senior y le va a mandar un flechazo a la Moore. Aciertas. La flecha también. El guionista no.

Aunque antes del final pasen cosas interesantes o molonas, como la huída por las alcantarillas y la persecución de los mutantes o el encierro en la Plaza Petroleo. Momentos muy guays, pero que con el final de mierda que tiene la película, pues se te olvidan rápido.

En fin, que no me convence. Llegados a este punto tenía que verla sí o sí, no me gusta dejar las cosas a medias, pero pudiendo hacer algo mejor, o al menos no tan evidente, creo que la cagaron. No sé si el final sería fiel a las novelas (supongo que sí), y tampoco sé si se hace tan evidente en lo escrito, pero a mí no me ha dejado una buena sensación. Tampoco creo que haya perdido el tiempo (como sí me ocurre con Divergente) pero me llevo un chasco.

Hale, ahí os quedáis.