Policía de acero (1995), ella es demoledora

demolitionist - cartel

Metro City es una ciudad dominada por la corrupción y las bandas de delincuentes. Alyssa Lloyd es una mujer policía inflitrada en la banda de Perro Loco Burne, uno de los peores criminales que acaba de fugarse de la cárcel el mismo día de su ejecución. Ella y su compañero son descubiertos y dejados por muertos; un tratamiento biogenético experimental es la última esperanza de Alyssa y un intento desesperado de intentar acabar definitivamente con el crimen…

Policía de acero (original traducción de The Demolitionist) es una copia versión cutre de Robocop en chica (y casi, casi para chicas). Como no debía haber mucho presupuesto para maquillaje robótico, la zombificación de la protagonista consiste en una simple inoculación periódica de nanobots en su torrente sanguíneo, lo que incrementa sus habilidades físicas así como su velocidad de regeneración… y, aparentemente, también su capacidad de lloriquear y lamentarse de sus desgracias en el primer rincón que encuentra.

demolitionist 01

The Demolitionist también tiene una moto muy chula. Y un traje de cuero ajustado con una máscara de Hannibal Lecter. Y algunos gadgets más. Tampoco es que importe mucho, porque su estrategia en todos los enfrentamientos es situarse en medio de los golfos maleantes, desenfundar sus pistolas gemelas de balas infinitas y vaciar los cargadores de forma secuencial sobre los pillos; ni le aciertan, ni la atacan por la espalda, ni se escapan.

Esta joyaca está protagonizada por Nicole Eggert, a la que casi nadie recuerda de su paso por Los Vigilantes de la Playa y varias otras producciones de bajo presupuesto; y Richard Grieco, que ha interpretado numerosos y diversos papeles que todo el mundo intenta olvidar.

Maravilloso el diseño de la silla que proporciona la inoculación diaria de nanobots para evitar que la chiquita se descomponga en materia orgánica fertilizante.

Antes de sentarse...
Antes de sentarse…
Después de sentarse...
Después de sentarse…

Hay una escena en la que el científico está resolviendo un sudoku y tomando unos chupitos… ¡sentado en la silla! Como si fuera un sillón de masaje último modelo y no un instrumento médico muy caro y delicado… aunque lo mismo está buscando algún otro tipo de estimulación ^_^