Idiocracia (2006), en el país de los ciegos…

Idiocracia - poster

TÍTULO ORIGINAL:
Idiocracy

NACIONALIDAD:
Estados Unidos

AÑO:
2006

DURACIÓN:
81 min.

DIRECTOR:
Mike Judge

GUIÓN:
Mike Judge, Etan Cohen

MÚSICA:
Theodore Shapiro

FOTOGRAFÍA:
Tim Suhrstedt

REPARTO:
Luke Wilson, Maya Rudolph, Terry Crews, Dax Shepard, David Herman, Sara Rue, Stephen Root, Justin Long, Thomas Haden Church, Robert Musgrave

Sinopsis de “Idiocracia”

Tras un experimento de criogenización fallido, el anodino oficial Joe Bawers y la prostituta Rita despiertan quinientos años adelante en el futuro, en un mundo distópico en el que la selección natural ha favorecido a los más idiotas, debido a que se reproducen más. Esto ha resultado en una humanidad estúpida e ignorante, de modo que Joe descubre que es el hombre más inteligente del planeta.

El futuro es hoy

Idiocracia parte de la premisa de que los imbéciles procrean más y más a menudo que los listos, lo que provoca que a medio plazo el cociente intelectual medio del planeta caiga hasta abismos insondables.

Idiocracia 01

Con esta premisa, podríamos tener una acertada comedia sobre la (in)cultura globalizada de la sociedad actual, y hacia dónde se dirige (con mucha mayor rapidez de lo que parece). Y, en ese sentido, la introducción/prólogo es brillante, sin embargo da la impresión de que el guión se deja contagiar por la garrulez que quiere reflejar y llega un punto en que el desarrollo es excesivamente plano y cae en el abuso y reiteración de los mismos gags, llevando a un resultado final bastante idiota (a pesar de la redundancia).

Idiocracia 02

La historia es simpática, pero no tiene ningún momento de reírse a carcajadas. También es cierto que el cercano futuro que nos presenta es más de ponerse a llorar. Tiene muchas cosas que recuerdan a partes de “Futurama” y, en esencia, parece un remake de Sexmission (cuya idea principal tampoco terminaba de quedar bien aprovechada), cambiando feminazis por idiotas. Que alguien tome nota y presente una distopía dominada por ofendiditos, antes de que sea imposible hacerlo.