Godzilla (2014), lagarto grande, ande o no ande

Godzilla -poster

Sinopsis

Filipinas, 1999. En una excavación científica se encuentra una gran gruta y un sendero descomunal dejado por una criatura en dirección a la playa. Poco después, una central nuclear en Japón sufre un accidente y toda la zona queda en cuarentena. 15 años después, el ex-supervisor de la planta, que perdió a su esposa en el incidente, regresa con su hijo a la zona para investigar la causa real del mismo, y descubren que los militares han ocultado la existencia de un monstruo prehistórico que se alimenta de radiación y que hasta entonces estaba aletargado.

Procreación a gran escala

Gareth Edwards nos ofrece una nueva adaptación yanqui de Godzilla, el clásico monstruo nipón, integrando de forma excelente el origen clásico de la criatura como metáfora sobre Hiroshima y alerta sobre el peligro nuclear, y además actualizándolo para convertirlo en una especie de “anticuerpo planetario” encargado de equilibrar el orden natural de las cosas. En la peli se centra en impedir que dos criaturas antediluvianas den a luz a su prole y eviten la extinción total, pero hay un toque de atención hacia la relación de la humanidad con su planeta.

Godzilla -01
Pues ya me voy, pero os estaré vigilando…

Por cierto, después de haber visto Monsters uno se podría preguntar si el sr. Edwards tiene algún tipo de filia o trauma con la reproducción de criaturas gargantuescas.

Grande y entretenido

Este nuevo Godzilla no deja de ser un blockbuster entretenido, bien hecho y mejor presentado, con una ajustada dosificación de la acción y de la presencia de los monstruos en pantalla, de forma que la batalla final nos deja plenamente satisfechos y no llegamos a ella empachados.

Godzilla -02
Oh, es grande…

En resumen, destrucción masiva, caos y diversión con unas pinceladas de drama; y sí, unos personajes con sus problemas bastante planos y sin muchas vueltas, pero evidentemente no es lo principal de la peli, son simplemente un apoyo para hacer avanzar la trama.

Godzilla -03
mmm… sí que es grande, sí

A nivel simplemente visual, hay varios momentos excepcionales, entre los que podríamos destacar el salto desde el avión, el viaje en tren a través de la niebla, o la devastación de San Francisco, empezando por el Golden Gate en plena evacuación.