Un monstruo viene a verme (2016) Un drama sin melodrama

TÍTULO ORIGINAL A Monster Calls
AÑO 2016 NACIONALIDAD España
DIRECTOR J. A. Bayona
GUIÓN Patrick Ness (Novela: Patrick Ness)
REPARTO  Lewis MacDougall, Sigourney Weaver, Felicity Jones, Liam Neeson, Toby Kebbell, Geraldine Chaplin, James Melville, Garry Marriott, Joe Curtis, Kai Arnthal, Max Gabbay
SINOPSIS Tras la separación de sus padres, Connor (Lewis MacDougall), un chico de 12 años, tendrá que ocuparse de llevar las riendas de la casa, pues su madre (Felicity Jones) está enferma de cáncer. Así las cosas, el niño intentará superar sus miedos y fobias con la ayuda de un monstruo (Liam Neeson), pero sus fantasías tendrán que enfrentarse no sólo con la realidad, sino con su fría y calculadora abuela (Sigourney Weaver).

Como decía en el título, en «Un monstruo viene a verme»  nos encontramos con una historia dramática que no cae en ese melodrama exagerado o que busca la lágrima fácil del espectador.  De hecho, a mi acompañante (que no se ha leído el libro en el que está basada) le ha parecido un tanto fría en ese aspecto.

Más tras el salto.

Connor tiene 12 años y desde que su madre ha enfermado tiene que hacerse cargo de todo.  Su padre vive al otro lado del charco y pasa bastante de él y, para colmo, en el colegio lo acosan. Suele refugiarse en el dibujo. Y, una noche, a las 00:07 el árbol que tiene frente a su casa, un gran tejo de cientos de años, le hace una visita y le comunica que a partir de ese día le contará tres historias y, cuando llegue el momento adecuado, él le contará la cuarta.

La película está muy bien, sobre todo visualmente.  Han usado la animación para contar algunas partes. Una animación muy chula y no desentona con el resto del film. Está muy bien integrada. Y como adaptación también es buena. Supongo que influye mucho que el encargado del guión haya sido el propio escritor.

 

El único “pero” que le pondría es la parte del acoso escolar. Parece metido un poco a calzador y en plan “venga, va… qué más le puede pasar al pobre chaval” y es una pena porque en el libro tiene más sentido. Pero, por lo demás, merece la pena verla. Y en versión original a poder ser.  La voz del monstruo en castellano no está del todo mal pero no se puede comparar a la de Liam Neeson, al igual que la actuación de Lewis MacDougall.

Eso sí, es posible que en algunas escenas o tras escuchar algunas frases, se os salte una lagrimilla. Tened pañuelos a mano.

Trailer: