Asesinos Cibernéticos [1995], o mi particular oda a la ciencia ficción

screamers

Año 2078. En el planeta Sirius 6B, asolado por un largo período de guerra por los enfrentamientos en la extracción de Berinium, los científicos han creado los screamer, unas máquinas con dispositivos especiales para abatir y destruir al enemigo. Pero los screamer han evolucionado por sí solos y ahora eliminan toda forma de vida.

Cuando Peter Weller (“Robocop”  [1987], “El Almuerzo Desnudo” [1991]) protagoniza una obra fantástica o de ciencia ficción, su visionado se hace obligatorio.

Y es que aquí nos juntamos una generación (descartemos a iBanhoe, que ya nos gana unas cuantas canas) que ha crecido con la ciencia ficción 80’s, en una época dorada donde el “directo al videoclub” no era un requisito fundamental para la ciencia ficción de calidad como pasa hoy en día (donde la pantalla grande ya se esfuerza en prolongar “Blade Runner” ante los pocos esfuerzos imaginativos como “Origen”).

robomurphy
¡Me llamo Murphy!

Personalmente, “Robocop II” es una película cuya copia en cinta BETA ha sido reproducida una y otra vez en mi juventud, así que tendréis que perdonarme si me excedo en mi oda al bueno de Peter, me cago demasiado en el cine actual o me dejo llevar por la emoción en una entrada en la que igual divago demasiado. Igualmente, la ciencia ficción me ha atrapado siempre, ya sea desde su lado más comercial o imaginativo hasta las mayores basuras del género “Zine”. No me he aburrido con “Stalker” [1979] (una obra maestra), sí un poco con “Solaris” [1972] y, a la vez, soy de todos esos que vemos el discurso final de Matrix como una mera paja para defender lo indefendible de un refrito que tenía que acabar con su primera obra y no convertirse en algo tan pretencioso. Y hasta aquí mi declaración de intenciones.

keanu reeves
Keanu Reeves... ¿otro fetiche de la ciencia ficción?

La obra de Philip K. Dick siempre es rescatable de cara al séptimo arte, al contrario de lo que suele pasar con los relatos de Stephen King (que tanto se transforman en un peliculón como la dejan en manos de novatos sin ninguna gracia). Desde “Blade Runner” [1982] al “Paychek” [2003] de John Woo, desde “Desafío Total” [1990] a “A Scanner Darkly” [2006], todas son películas dignas de ver. Unas obligatorias, y las otras para subir nota.

De todas las adaptaciones, quizá “Asesinos Cibernéticos” será considerada la más “underground”, pero al menos se incorporó a Peter Weller para llamarnos la atención. No hay unos grandes actores involucrados: Andrew Lauer (“Los líos de Caroline”, “The Doors”) hace del soldado “Carne de Cañón” llamado Jefferson (El Leo Messi de serie B para Berantino y para mí), el típico secundario “entrañable” (inclusive para Joe – Weller), Jennifer Rubin (carne de viceoclub desde 1988, también presente en “The Doors”) interpreta a la típica chica guapa sin pechos que desayuna whisky y Charles Edwin Powell interpreta al segundo de Joe (personajes entre los que noto una extraña tensión sexual, todo sea dicho).

Andrew Lauer - Jefferson
¡Balón de oro!

La historia transcurre íntegramente en el planeta Sirius 6B, donde la ex-colonia minera dirigida por Joe representa una especie de línea neutra entre la Alianza y el Nuevo Bloque Económico. La alianza desarrolló 10 años atrás unas máquinas de defensa que a día de hoy pueblan el planeta, supuestamente defendiendo a Joe y los suyos de los “Nebes”. Llegado el momento, y ante el desconcierto entre los movimientos de la Alianza y el NBE, Joe decide intentar firmar la paz en un planeta donde el enemigo no es el menor de los problemas.

Ya sabéis lo que nos espera: conpiraciones y una buena lectura política entre líneas (algo de lo más normal en la literatura de Dick), mundo post-apocalíptico muy bien ambientado (un poco de sol desértico y algo más de ruínas y nieve, en un tono soviético que siempre queda bien), maquinillas en movimiento y un buen pulso narrativo, quizás un poco más flojo en el típico final que nunca quiere acabar pero que, cuando acaba, acaba como dios manda, muy Dickiano también.

screamers-robo
Pilas no incluídas

En resumen: Pásate por el videoclub y exige que te la alquilen en  VHS. Como nosotros la vimos en DvD-Rip, adquirimos la versión Audio Latino para recuperar ese sabor “añejo”. Si me disculpáis, ahora me toca revisionar “Robocop”.

P.D: La Ciencia ficción mola. ¡SIEMPRE!

Deja un comentario