Almas de metal (1973), demasiado pronto

almas de metal

TÍTULO ORIGINAL:
Westworld

NACIONALIDAD:
Estados Unidos

AÑO:
1973

DURACIÓN:
88 min

DIRECTOR:
Michael Crichton

GUIÓN:
Michael Crichton (Novela: Michael Crichton)

MÚSICA:
Fred Karlin

FOTOGRAFÍA:
Gene Polito

REPARTO:
Yul Brynner, Richard Benjamin, James Brolin, Norman Bartold, Alan Oppenheimer, Victoria Shaw, Dick Van Patten, Linda Gaye Scott, Steve Franken, Michael T. Mikler, Terry Wilson, Majel Barrett

Sinopsis

Almas de metal nos traslada a un futuro centro de vacaciones dividido en tres zonas: la Roma Imperial, el Oeste americano y la Europa Medieval. Cada una de ellas reproduce con total fidelidad las características de cada época, gracias especialmente a la presencia de robots figurantes casi indistinguibles de un ser humano. Quien pueda permitirse el lujo, tiene la posibilidad de vivir sus propias aventuras en la época elegida.

Serie B, muy B

Westworld, traducido en España como Almas de metal presenta una curiosa mezcla de ciencia-ficción y western (los otros dos mundos apenas tienen relevancia en el reducido metraje) y tiene a su favor el presentar temas y situaciones que inspiraron a otras que vinieron mucho después. Por desgracia, el bajo presupuesto y la falta de medios (o de habilidad para disimularlo) lastra demasiado la cinta y hace que haya envejecido muy mal.

westworld-01

Vi Almas de metal en un pase televisivo hace bastante tiempo, tanto que apenas recordaba nada de la misma. Decidí revisionarla motivado principalmente por la interesante adaptación en forma de serie de televisión que empezó a emitirse el pasado octubre.

Mucho contenido, mal presentado

Como digo, en la película se hace muy patente que los efectos especiales son insuficientes para llegar a presentar como se merecen las, por otro lado, interesante premisas.

westworld-02

En una cinta de serie B se tiende a ignorar la falta de medios atendiendo más al argumento, a lo que se nos está contando. En este caso es casi imposible. La narración no va más allá de una estupenda presentación inicial que enseguida se desinfla y se vuelve torpe e imprecisa, dejando algunos personajes y situaciones de lado sin explicación, y haciendo insufrible el terminar los escasos 90 minutos de duración.

El remake, de momento, le está sentando muy bien.