Vampiros mutantes (2005), distraída sin más

TÍTULO ORIGINAL:
Vampire Bats
NACIONALIDAD:
Estados Unidos
AÑO:
2005
DURACIÓN:
120 min.
DIRECTOR:
Eric Bross
GUIÓN:
Doug Prochilo
MÚSICA:
Douglas J. Cuomo
FOTOGRAFÍA:
Horacio Marquínez
REPARTO:
Lucy Lawless, Timothy Bottoms, Liam Waite, Dylan Neal, Craig Ferguson, Tony Plana, Brett Butler, Jessica Stroup, Mitch Braswell

Sinopsis de “Vampiros mutantes”

Una antigua especialista en insectos y ahora profesora, Maddy Rierdon, se muda a Louisiana con su marido Dan Dryer y sus dos hijas, en busca de una vida más tranquila. Los problemas surgen cuando uno de sus alumnos aparece muerto, con misteriosas marcas y sin una gota de sangre en su cuerpo…

Xena cazavampiros

Vampiros mutantes es un thriller fantástico variante plagas de bichoños que se salen de su comportamiento normal para atacar humanos, motivado, por norma general, por algún tipo de intoxicación producida por vertidos ilegales (o similar) de alguna pérfida empresa, lo que le da además un leve toque de concienciación ecológica.

Con un peculiar y variopinto grupo de protagonistas (¡y una escoba!), hay algún que otro momento muy ridículo, tirando de personajes muy secundarios de relleno para evitar tener que cargarse a alguno de los protas y, al mismo tiempo, mantener una cuota decente de víctimas.

No aporta nada nuevo frente a cintas similares, el resultado es flojo y simplón, con mucho metraje dedicado a investigar el misterio de los murciélagos y dónde pueden estar escondiéndose, alguna incoherencia (esa vacuna antirrábica de efectos instantáneos, el ignorar los otros dos dispositivos de seguimiento después de acabar con el primer nido…) y muchas decisiones cuestionables (por ejemplo, cambiar el plan de exterminación de uno usado en la realidad y que ha demostrado ser muy eficaz, a otro bastante más rebuscado y que implica mayor riesgo físico para los implicados).

Casi no hay nada de tensión, muy poca intriga, algo de chicha gratuita y un par de revelaciones sorpresa que se ven venir desde muy lejos. No tiene escenas de muerte muy sangrientas ni memorables, y casi todas transcurren fuera de plano.

La historia intenta ser relativamente creíble (obviando las incoherencias mencionadas ahí arriba) y con eso lo que consigue es volverse demasiado aburrida en determinados momentos. No tiene situaciones muy absurdas ni forzadas, excepto quizás hacia el final.