Un fin de semana de 1990

Recuerdo con mucho cariño, cuando era pequeño y acompañaba a mi padre al videoclub Krypton en Vigo (siempre me encantó el nombre de ese sitio…), donde cada fin de semana nos hacíamos con 3 o 4 películas para ver juntos (eso y la montaña de palomitas de maiz y cocacolas eran el plan perfecto – hoy degenerado en chorizo picante, queso ibérico y rioja gran reserva). En esos momentos pasaron por delante de mis ojos cientos y cientos de películas, de la mejor época, la época casposa de acción viril, testosterona en 4:3 y más balas que las necesarias para destruir la estrella de la muerte… hablo de los finales de los años 80 y principios de los 90…

(y diréis: y a qué viene esta foto? pues a que me sale de a minga ponerla… es de la época además de ser un juego increíblemente adictivo)

Siempre había una o dos películas de acción, una de chinos y otra de terror (que mi padre, reacio, no podía impedir que viera), y si había alguna nueva de super-héroes, se veía también.

Por ejemplo, un fin de semana típico sería algo como:

Acción Jackson (1988), con un genial Carl Weathers:

Ley marcial (1991), con Cynthia Rothrock y Chad McQueen contra David Carradine (quién iba a pensar en aquella época que terminaría muerto tras ahorcarse el nardo en un hotel)

Predator (1987), con Arnold Schwarzenegger, otra vez el bueno de Carl Weathers y Jesse Ventura… los músculos estaban a la orden del día…

Y para terminar, El Capitán América (1990)… increíble… de aquella ya me parecía cutre… con un gran Matt Salinger, a quien no conoce ni su pu** madre.

Y dime… qué hacías tú para pasar los fines de semana de 1990?