The Yakuza Hunters 2 (2010), katanas, pistolas y pachinko

The Yakuza Hunters 2 - poster

TÍTULO ORIGINAL:
Gyakushû! Sukeban Hantâzu: Jigoku no kettô (Yakuza busting girls: Duel in hell)

NACIONALIDAD:
Japón

AÑO:
2010

DURACIÓN:
73 min.

DIRECTOR:
Shinichi Okuda

GUIÓN:
Shinichi Okuda, Makoto Shinozaki

MÚSICA:

FOTOGRAFÍA:

REPARTO:
Asami, Naoki Kawano, Hitomi Miwa, Kenji Motomiya, Porche Okite, Chuck Johnson, Yumi Yoshiyuki

Sinopsis de “The Yakuza Hunters 2”

Después de tres años de intensas batallas, Asami va a visitar a Inokuma, su antiguo maestro. Descubre entonces que el barrio ha sido invadido por un grupo yakuza que ha contratado a Akira, una despiadada asesina, para obligar a irse a los propietarios con el objetivo de especular con el terreno.

Con los dedos de una mano

Esta The Yakuza Hunters: Duel in hell creo que es en realidad la primera parte de The Yakuza Hunters: Final Death Ride Battle, que ya comenté hace unas semanas. La información que hay por internet es bastante confusa, mezclando en ocasiones el título de una con la sinopsis de la otra. El hecho de que ambas se estrenasen el mismo año tampoco es de mucha ayuda.

The Yakuza Hunters 2 - 01

El hecho es que, al final de la anterior cinta Asumi perdía los dedos de una mano y, en ésta entrega, aparentemente le han vuelto a crecer. Claro que también es verdad que uno de los elementos centrales de la película previa era ver como Asami sobrevivía después de ser tiroteada y torturada, recibir una brutal paliza y acabar siendo enterrada. Que te crezcan dedos nuevos no debería ser para tanto.

The Yakuza Hunters 2 - 02

Sea como sea, The Yakuza Hunters: Duel in hell tiene menos menos tono de comedia, un poco más de acción, menos lencería fina (y menos chicas), un componente gore más marcado y varios guiños al spaguetti western. Las peleas están mejor coreografiadas… bueno, al menos han intentado que parezca que se las han tomado un poco menos a cachondeo. Como la duración es mucho menor, apenas supera los 70 minutos, el ritmo es un poco más dinámico y no se llega a hacer tan pesada.