Robin Hood contra el dragón (2009)

Título original: Beyond Sherwood Forest
País: Canadá
Director: Peter DeLuise
Género: Fantástico
Duración: 93 minutos
Música: Darren Fung
Intérpretes: Julian Sands, Erica Durance, Robin Dunne, Lauro Chartrand, Richard de Klerk

Robin Hood, un dragón, y la última Lois Lane televisiva… ¿se puede pedir algo más? 🙂

Típica película con la que uno se tropieza de casualidad y se ve por la pura curiosidad de descubrir qué cojones habrán hecho. Normalmente lo que se descubren son unos truños infumables, pero a veces hay sorpresas. No es que sea una obra maestra del séptimo arte, pero es un entretenimiento aceptable, con una curiosa mezcla del mito de Robin Hood con elementos fantásticos (no solo el dragón). Los actores están correctos (con algún que otro momento vergonzante) y los efectos especiales son aceptables (teniendo en cuenta que es una película hecha para televisión y seguramente no ha contado con un presupuesto holgado).

Un detalle curioso. Al principio de la película, tres jinetes persiguen al dragón al borde de un bosque. El dragón mata a uno de ellos, pero es alcanzado por las flechas de otro de sus perseguidores. Herido, se precipita hacia el bosque donde desaparece de la vista. Los dos jinetes supervivientes lo buscan entre los árboles y uno de ellos encuentra una mujer desnuda acostada contra un árbol con una flecha clavada en un hombro. En la mayoría de películas que he visto con una escena similar, el cazador es “engañado” por la presa, le ofrece protección de la horrible criatura que debe andar por las cercanías, e incluso pueden llegar a intimar (en un sentido o en el otro). En ésta, el perseguidor se acerca a la criatura y, sin dudarlo, le clava la espada dos veces en el vientre xD Claro que es el malo… después llega el padre del bueno y lo estropea, protegiendo a la muchacha, incluso después de comprobar que no sangra a pesar de que la han cortado, pero la intención es lo que cuenta.