The voices (2014) – una esquizogenialidad

the voices poster

TÍTULO ORIGINAL The Voices
AÑO 2014 NACIONALIDAD USA
DIRECTOR Marjane Satrapi
GUIÓN Michael R. Perry
REPARTO Ryan Reynolds, Gemma Arterton, Anna Kendrick, Jacki Weaver, Ella Smith, Paul Chahidi, Stanley Townsend, Adi Shankar, Gulliver McGrath, Valerie Koch, Paul Brightwell
SINOPSIS Jerry vive en un piso con la única compañía de su perro Bosco y de su gato Mr. Whiskers. Hasta aquí todo parece normal, pero cuando conoce a la bella Fiona, nuestro protagonista llega a su casa y no duda en contarle a sus animales de compañía sobre el encuentro. Evidentemente, ellos contestan.

The voices es una película con una base de humor negrísimo, muy negro,  más negro que Wesley Snipes de noche y con el contraste a tope, pero con una realidad de fondo un poco jodida, que probablemente te fastidie un poco la sensación de disfrute.

Continúo tras el salto, con spoilers.

No, este par de domingas no fueron el aliciente para ver la peli. - Photo Credit: Lionsgate
No, este par no fue el aliciente para ver la peli. – Photo Credit: Lionsgate

Lo que inicialmente me motivó para ver la película, sinceramente, fue el gato… porque parece primo gemelo del mío. Luego vi el tráiler y me terminó de convencer.

La primera mitad de la peli es cojonuda, dinámica, divertida, con un humor negro bastante gore, pero muy cómico y de risotada tras risotada.

TheVoices_2015_1

Luego se toma la medicación, y todo se jode… no sólo Jerry se zambulle en la realidad tal y como es, sino tú mismo como espectador te llevas un bajón monumental al conocer la visión del mundo desde el punto de vista de los esquizofrénicos.

Es bastante duro, y te chafa a medias la segunda mitad de la peli. Sí, siguen con rollo cómico, pero se hace difícil olvidar ‘la realidad’ mientras ves su piso impecable, los colores vivos, los muertos felices de estarlo, las mariposas a su alrededor… Cuando sabes que vive rodeado de mierda (literalmente) y trozos de cadáver en tuppers. Y si eres dueño de vives con mascotas lo pasas peor, viendo cómo malviven los pobres bichos… qué comen? porque en la cabeza de Jerry, él les da latitas y pienso, pero en la realidad sólo hay tuppers con carne humana y cajas de pizza plastificadas.

En esa paradójica disyuntiva nos movemos en esta segunda mitad, quién en su sano juicio escogería un mundo de mierda al lado de uno de mariposas, color ya alegría? Sólo un loco.

Todos hablamos con nuestras mascotas. Todos.
Todos hablamos con nuestras mascotas. Todos.

El final no es evidente, y ni siquiera sé si es buen o mal final, ni si es el deseado por los espectadores o es un giro. Es un final, y ya.

La peli es recomendable, sobre todo por el humor negro, y por ver a Ryan Reynolds en una faceta cómica curiosa (mucho más tendremos en Deadpool, fijo).

Os dejo el tráiler.