Sleeping Beauty (2011), ¿uh?

Sleeping Beauty - poster

TÍTULO ORIGINAL:
Sleeping Beauty

NACIONALIDAD:
Australia

AÑO:
2011

DURACIÓN:
104 min.

DIRECTOR:
Julia Leigh

GUIÓN:
Julia Leigh

MÚSICA:
Ben Frost

FOTOGRAFÍA:
Geoffrey Simpson

REPARTO:
Emily Browning, Rachael Blake, Ewen Leslie, Peter Carroll, Michael Dorman, Mirrah Foulkes, Henry Nixon, Bridgette Barrett, Hannah Bella Bowden, Alan Cardy, Les Chantery, Benita Collings, Eden Falk, Anni Finsterer

Sinopsis de “Sleeping Beauty”

Lucy es una estudiante universitaria que malvive pagándose los estudios gracias a diversos trabajos, hasta que un día responde a una peculiar oferta.

¿uh?

Podría escribir tres párrafos de “¿uh?” y no llegaría a empezar a transmitir la sensación de desconcierto e indiferencia que me ha producido la visión de Sleeping Beauty. Una fotografía muy bonita, una protagonista muy mona (Emily Browning, pero mejor buscadla en American Gods o, incluso, en Sucker Pucnh) y una completa ausencia de algo parecido a la narrativa.

Sleeping Beauty 01

El primer tercio de la peli introduce a la protagonista y su entorno. Diversas historias que generan cierta intriga, pero que no van a ser desarrolladas ni resueltas en ningún momento. ¿Qué problema y qué tipo de relación tiene Lucy con sus caseros? ¿Es sólo un asunto de retraso en el pago del alquiler o hay algo más? ¿Qué dice en las notas que lee y que tanto le afectan? ¿Cómo puede asistir a clases por la mañana, tener un trabajo de tarde, otro de noche, salir de fiesta y visitar a su amigo? ¿Duran 36 horas los días? (Vale, esto tiene trampa, no todo lo que nos muestran que hace tiene porque suceder en el mismo día 😀 ) ¿Qué pasa con su madre? ¿Y con su amigo yonqui/enfermo terminal/sociópata/lo que sea? Y así muchas otras cosas…

Sleeping Beauty 02

“You will go to sleep: you will wake up. It will be as if those hours never existed.”

Sleeping Beauty 03

Después Lucy entra en el mundo de la prostitución de lujo para viejos aburridos con mucho dinero, y la cosa pasa de ser soporífera con un mínimo interés, a ser mortalmente aburrida con algún desnudo ocasional. La película crea una distancia tan grande con el espectador, que las posibilidades de escandalizar, moralizar o contar algo mínimamente coherente se diluyen espantosamente hasta convertirse en apatía y falta de conexión con lo que se está viendo.

Sleeping Beauty 04

Magical Girl (2104), que trata temas parecidos y con la que tiene varios paralelismos, me pareció mucho más redonda y disfrutable.