Nicolas Cage con los bolsillos por fuera…

Al parecer el bueno de Nicolas Cage está en quiebra…

Él le echa la culpa a su administrador financiero, mientras que éste se defiende con que  Nicolas Cage “es una actor mediocre y despilfarrador, y que sólo suya es la culpa“.

El actor que nos trajo tantos peliculones como Ghost Rider (aka El dinero me quema las manitas) o City Of Angels (aka No os quedéis dormidos hasta que acabe la peli) anda de pleito en pleito…

Cage fue dueño de 15 casas palaciegas alrededor del mundo. Hubo adquisiciones que Levin -su administrador- describió en su denuncia de “quijotescas” como el castillo de Midford en Inglaterra y el Schloss Neidsten en Baviera. Una inversión inmobiliaria a la que hay que sumar un par de islas en las Bahamas, cuatro yates, un avión (que en una ocasión puso a disposición de su entonces novia Penélope Cruz para que pudiera visitar a su abuela) y millones de euros en arte y joyas. Además de una extensa colección de comics de Superman, valorada en 1,24 millones de euros y que vendió en 1997 (en relación a esto, indicar que uno de sus hijos se llama Kal-El… nombre kriptoniano de Clark Kent…). También hay que añadir a la lista sus 50 vehículos, unas 30 motos y una veintena de coches incluidos nueve Rolls-Royce y un Lamborghini que perteneció al sah de Persia.

Levin indica que Nicolas Cage necesita 23 millones de euros al año para mantener el nivel de vida que acostumbraba… a ver si a base de Magia (hilando fino con sus estrenos… esto es arte) consigue salir del paso y traernos Con Air 2… que la espero con ganas.