Lo que pudo ser y no fue…(III)

Como recordábamos al finalizar la segunda parte, dijimos que habría una tercera entrega de este post que como bien sabéis trata de aquellos actores que optaron en su momento a determinados papeles, sin más preámbulos demos comienzo a la última entrega!!!

La mítica película Dos hombres y un destino (1969) juntó a dos de los sex symbols masculinos más famosos de todos los tiempos Robert Redford y Paul Newman, de forma casual pues uno de ellos no habría trabajado de no haber rechazado hacerlo Marlon Brando.

Edward G Robinson

Sin duda Marlon Brando quedará por siempre asociado a El padrino (1972) en el papel de Don Vito Corleone. Sin embargo antes de ponerse en la piel del personaje, éste fue ofrecido a Laurence Olivier que lo rechazó por La huella (1972), Ernest Borgnine se había comprometido en La aventura del Poseidón (1972), Burt Lancaster que rodaría ese año La venganza de Ulzana (1972), Orson Welles que estaba comprometido con La isla del tesoro (1972), y Edward G. Robinson que rechazaría por motivos de salud. Por cierto Frank Sinatra también deseaba hacer el papel pero sin éxito -algo muy frustrante para alguien enamorado de la vida de los gánsters-.

Marlon Brando rechazó interpretar al gran conquistador mongol Genghis Khan en la cinta maldita El conquistador de Mongolia (1956), papel que recayó en John Wayne.

Robert Redford tras leer el guión de El graduado (1968) decidió no hacerlo, aprovechando la jugada Dustin Hoffman. El propio Dustin Hoffman muchos años más tarde rechazaría el papel del protagonista masculino del remake de Lolita (1997), en su lugar lo interpretó Jeremy Irons. Referente a la misma película antes de que aceptara el papel femenino Dominique Swain, lo rechazaron Natalie Portman, Christina Ricci y Jennifer Love Hewitt.

Penélope Cruz declinó en su momento protagonizar Tesis (1996) el debut de Alejandro Amenábar debido a que se había comprometido con la película Brujas (1996) algo que le sirvió para hacerse con el papel protagonista a Ana Torrent.

Javier Bardem dijo no a Steven Spielberg cuando éste le propuso actuar en Minority Report (2002) en su lugar prefirió hacer Los lunes al sol (2002) fue sustituido por Colin Farell.

Michael Madsen 

El actor Michael Madsen bien es cierto que no ha pasado nunca de papeles secundarios, pero sin duda uno de los más importantes de su carrera ha sido su personaje del Sr. Rubio en Reservoir Dogs (1991), papel que en su momento fue rechazado por John Travolta -este hombre no para de hacer favores a sus colegas-, si bien el propio Michael Madsen le devolvería como buen samaritano el favor cuando declinó protagonizar Pulp Fiction (1993).

Hablando de Reservoir dogs (1991), al agente de James Woods le fue ofrecido uno de los papeles pero tras leerlo, consideró que no tenía ni que hacer perder el tiempo al actor con lo cual aquí el bueno de James Woods no pudo aceptar o rechazar la oferta. Por cierto, el agente de del actor fue despedido.

El actor Jude Law iba a protagonizar el papel de Hugh Grant en la cinta Love actually (2003), pero el rechazo del papel hizo que Hugh Grant ocupara su lugar. Sin dejar esta cinta, si Jude Law hubiese aceptado, Hugh Grant hubiese hecho el papel de Colin Firth.

Billy Nighy

Siguiendo con este título, el que para mí fue el mejor en esta cinta, Billy Nighy en su papel del rockero en decadencia, iba a ser protagonizado por Mick Jagger -afortunadamente se cambió de opinión-.

Cambiando de tercio, cuando Richard Donner estrenó Superman (1978) con un desconocido Christopher Reeve que se haría mundialmente famoso por este papel, este actor se impuso a Paul Newman, James Caan, Nick Nolte, Robert Redford o Elliott Gould, pero lo curioso fue que uno de los aspirantes al papel fue el actor David Hasselhoff, que años más tarde lo intentaría con Indiana Jones en busca del arca perdida (1981).

Otro actor inmenso como es Steve Buscemi rechazó en su momento dar vida a Yellow Bastard en la cinta Sin City (2005), que acabaría realizando Nick Stahl. Siguiendo con esta cinta, también podemos mencionar que el papel de Hartigan estaba destinado para Michael Douglas, aunque finalmente lo haría Bruce Willis. También en este título el papel del senador Roark le fue ofrecido primero a Willem Dafoe y Christopher Walken pero al final acabaría interpretado por Powers Booth ante la negativa de ambos por estar rodando otras cintas.

Uno de los papeles más recordados por el público de Bruce Willis siempre será el de John McLane en la saga de La jungla de cristal (1988-2007), pero no era ni mucho menos la primera opción, ésta era –horror de los horrores!!!- Richard Gere pero ante la negativa de éste hombre, se barajaron las posibilidades de Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone o Kevin Costner.

El estrepitoso fracaso en taquilla de La isla de las cabezas cortadas (1995) supuso prácticamente uno de los últimos papeles de Geena Davis en cine –exceptuando la saga Stuart Little (1999-2002)- y tampoco salió muy beneficiado Matthew Modine su compañero en la película. Quienes sí se beneficiaron al no aceptar el papel masculino fueron Michael Douglas, Liam Neeson y Keanu Reeves.

Steve Buscemi

En la película Drácula (1992), Francis Ford Coppola había pensado en Steve Buscemi para dar vida a John Reinfeld, papel que rechazó a favor de Tom Waits.

Asímismo en este mismo título Gary Oldman le quitó en el último momento el papel principal al actor Antonio Banderas, el motivo fue que a Coppola le parecía que el perfil -fisicamente hablando- de Gary Oldman era de facción más dura que el del actor malagueño.

Sigourney Weaver rechazó hacer Fuego en el cuerpo (1981), por su alto contenido erótico algo que le vino de perlas a Kathleen Turner que conseguiría el papel.

La actriz Sandra Bullock obtuvo el papel que le daría a conocer al gran público gracias a la película Speed (1994), que protagonizó junto con Keanu Reeves. Sin embargo esto no sería posible si no fuera por Halle Berry que rechazó esta cinta por rodar Los picapiedra (1994).

En la película Regreso al futuro (1986), el protagonista iba a ser Eric Stoltz que incluso llegó a rodar algunas tomas de la cinta pero al final fue despedido y reemplazado por Michael J. Fox que con esta cinta obtendría fama mundial.

La actriz Jessica Tandy siempre fue a lo largo de su carrera destinada a papeles eminentemente secundarios. Cuando esta actriz protagonizó Paseando a Miss Daisy (1989) tuvo la fortuna de que no salieran adelante las opciones de Katherine Hepburn, Bette Davis o Angela Lansbury.

Gloria Swanson

Una de las grandes películas del cine como es El crepúsculo de los dioses (1950) fue interpretada por Gloria Swanson en el papel –bastante autobiográfico todo hay que decirlo- de una antigua estrella de cine en decadencia. Pero esto no habría sido posible si no hubieran rechazado antes el personaje Mary Pickford, Pola Negri –ambas porque no les gustó el guión- y Mae West que lo rechazó por verse demasiado joven para el papel pues aún contaba con 55 años –sin embargo la  Swanson tenía 51 cuando realizó la película-.

Dentro de este mismo título el personaje del amante fue rechazado por Fred McMurray así que se escogió a Montgomery Clift, pero en pleno rodaje el actor tuvo que abandonarlo pues su amante amenazó con suicidarse, debido al abandono acabó por interpretar el papel William Holden.

Anthony Quinn todo un especialista en hacer cualquier tipo de papel no pudo obtener uno de los papeles que más había deseado cuando James Ivory no le escogió para su película Sobrevivir a Picasso (1996), el elegido fue Anthony Hopkins.

En la mítica película de Blade Runner (1982) el intérprete original era Dustin Hoffman, pero aunque ya estaba firmado al final cambió de idea y abandonó el proyecto para rodar Tootsie (1982), su sustituto fue Harrison Ford.

El veterano actor Martin Landau, rechazó el papel de mafioso pedófilo en la cinta Perdita Durango (1996).

Como podemos ver, hay infinidad de casos y seguramente dentro de los títulos comentados aún habrá más sustituciones que me habré dejado en el tintero, pero como esto sería interminable llegamos al fin de la última parte?? xD.

Deja un comentario