Jackie (2016), pfff

Jackie - poster

TÍTULO ORIGINAL:
Jackie

NACIONALIDAD:
Estados Unidos

AÑO:
2016

DURACIÓN:
95 min.

DIRECTOR:
Pablo Larraín

GUIÓN:
Noah Oppenheim

MÚSICA:
Mica Levi

FOTOGRAFÍA:
Stéphane Fontaine

REPARTO:
Natalie Portman, Peter Sarsgaard, Billy Crudup, John Hurt, Greta Gerwig, John Carroll Lynch, Richard E. Grant, Max Casella, Beth Grant, Caspar Phillipson, Julie Judd, Sara Verhagen, Sunnie Pelant, Hélène Kuhn, Deborah Findlay, Corey Johnson

Sinopsis

Película sobre Jacqueline Kennedy, centrada en los días inmediatamente posteriores al asesinato de JFK, en Dallas, el 22 de noviembre del año 1963.

Un muermo cargado de laca

Jackie es una recreación bastante soporífera de los días posteriores al asesinato del 35º presidente de los Estados Unidos desde el punto de vista de su viuda, Jacqueline Kennedy. El argumento se polariza en dos momentos: por un lado, una entrevista que concedió la “sra. John F. Kennedy” una semana después del atentado, y por otro una visita guiada por la Casa Blanca emitida por televisión en 1961. Mediante varios saltos adelante y atrás en la narración, nos hacemos una (muy) ligera idea de la personalidad de Jackie al tiempo que asistimos a las consecuencias del asesinato, la preparación del entierro, la ceremonia, y el asunto de la sucesión presidencial.

Jackie 01

Será debido a mi torpeza habitual, pero no soy capaz de encontrar ningún contenido a la cinta más allá del amarillismo y el morbo evidentes. No se hace referencia alguna a la tormentosa relación de la pareja, no hay ninguna alusión, aunque sea superficial, a la conspiranoia que rodea(rá) el atentado, apenas se menciona algo sobre la familia Kennedy (se deja caer de pasada el hecho de que son considerados como la realeza de los EEUU), ni hay nada de desarrollo sobre la personalidad o las inquietudes de Jacqueline Kennedy, más allá del miedo a que el mandato de su marido trascienda en la historia como un cúmulo de buenas intenciones sin haber llegado a realizar nada positivo y perdurable.

Jackie 02

Eso sí, hay que reconocer que la ambientación está muy lograda, la puesta en escena es sobresaliente, y la banda sonora es perfecta para lograr una sensación de irrealidad, opresión y agobio en los momentos adecuados. Natalie Portman hace un gran trabajo mimetizando el lenguaje corporal y el acento del personaje que interpreta, pero más allá de eso, el peinado y el vestuario, no hay una labor de caracterización especialmente alabable.