Honest thief (2020) – otra pa’ la saca

Honest thief (Venganza implacable en algún país latinoamericano) es la última película de Liam Neeson dirigida por Mark Williams y escrita en parte por él mismo. No es que haga falta demasiado talento para escribir una película de Liam Neeson y hasta podría asegurar que existe algún tipo de plantilla donde sólo tienen que cambiar nombres, profesiones y poco más para tenerlo listo, pero el caso es que funciona.

No diga SEÑOR QUE PEGA HOSTIAS, diga LIAM NEESON!

Sí, Honest thief funciona, aunque sepas lo que va a pasar casi en todo momento. No sorprende, pero tampoco aburre; siempre mola ver al irlandés pegar leches a diestro y siniestro e ir cobrando su venganza minuto a minuto.

Y hasta aquí la crítica… al ser un guion de plantilla no hay más que decir. Funciona y punto.

Pero ahora veamos un detalle que me rasca un montón, y no es que la película sea como todas sus otras películas de acción, es el cartel. Hace tiempo escribí una serie de artículos sobre cartelería de cine y la primera lección era «Inclinar cosas«, donde mostraba el abuso que se hace de fotografías inclinadas para provocar tensión (plano holandés lo llaman).

La verdadera razón del uso del plano holandés radica en el papel de las diagonales en la composición, que, como sabes, ofrecen velocidad, dinamismo, tensión a la composición y, además, suponen una fantástica guía para conducir la mirada a través de la fotografía.

dzoom.org

Pero si juntas el abuso de la técnica, con poner siempre al mismo actor, tienes un aburrimiento de cartel:

Nada, que será una chorrada, pero echo bastante de menos la cartelería clásica y aunque seguro que había plantillas, como no había tanta oferta cinéfila, no se llegaba al nivel de abuso.

Hale, ya os di bastante la chapa por hoy.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: