Cold Fish (2010), brutal

Cold Fish - poster

Sinopsis

Nobuyuki Shamoto tiene una pequeña tienda de peces tropicales que le permite una aburrida pero estable vida. Su segunda esposa Taeko, no se lleva muy bien con su hija Mitsuko, y eso le preocupa. Además, él también se siente de algún modo incompleto e insatisfecho con la vida que tiene. Un día, Mitsuko es sorprendida robando en un almacén…

Yakuzas, peces y vísceras

Venden Cold Fish como una “película basada en hechos reales”, coletilla que a muchos nos echa atrás a la hora de decidir si ver o no algo, principalmente por el tufo a telefilm de siesta que suelen tener asociadas esas cinco palabras. En este caso, el significado sería “a partir de una breve noticia anecdótica me monto una historia de gente anodina, yakuzas y peces”. El responsable del invento es Sion Sono. Y dicho esto, ya no habría que dedicarle más comentarios.

Cold Fish 01

Todo empieza cuando el sumiso e indeciso Shamoto, que lleva su vida como puede entre sus problemas familiares y la gestión de su pequeña tienda de peces, se cruza con el carismático Yukio Murata, un “triunfador”, dueño de un gran centro comercial de peces y que hasta especula con la compra/venta de peces tropicales raros. Murata, aparentemente intentando ayudar a Shamoto, lo introduce en una espiral demencial de violencia y degradación a lo largo de una semana que termina estallando en un día de furia.

Cold Fish 02

Así pues, partimos de una premisa tranqui y con una presentación que se toma su tiempo para ir definiendo y situando todos los elementos. Aunque se intuye, casi desde el principio (o, al menos, desde la aparición de Murata), que hay algo oscuro detrás de todo, la sutil y pausada revelación de lo que pasa realmente hace que no sea hasta que estamos con la mierda (y, sobre todo, la sangre) por la cintura cuando empezamos a darnos cuenta de dónde nos hemos metido.

Cold Fish 03

La vida es dolor

Cold Fish es una pequeña obra de arte para los amantes de los relatos más corrosivos y pasados de rosca. Mezcla abundante de géneros: comedia, thiller ultraviolento, cine negro, drama familiar… transitando bruscamente de uno a otro, de forma que hay momentos en los que no sabes si te ríes de algo serio, o si te angustias con algo divertido…