Cactus Jack (The Villain) (1979)

Sinopsis: La sexy Encantadora Jones tiene que hacer un viaje para recoger un cuantioso préstamo para que su padre, el Viejo Jones, pueda explotar una mina de plata. Para este viaje cuenta con la ayuda del Guapo Extranjero que la acompañará durante su viaje para custoriarla; pero los perseguirá u

Póster original

n malvado villano, Cactus Jack, que querrá robarles el dinero, además de los papeles de la propiedad de la mina.

Otro ejemplo de: vamos a cambiarle el título en inglés a una película, por otro título en inglés… (en 1979 no había en españa ninguna película titulada El Villano… pero se ve que les gustó más Cactus Jack…) (no confundir el título con Cactus Jack, luchador de la WWF… qué tiempos aquellos del buen Pressing Catch…)

Esta es una hilarante cinta parodia de los westerns en clave de “Coyote Vs. Correcaminos”. Podría ser mucho más de lo que es, contando con gente como Kirk Douglas parodiándose a sí mismo (en un momento, Cactus Jack reniega de su Manual para Malos Tipos, diciendo que no piensa imitar a Doc Holliday – el personaje que interpretaba en la clásica Duelo de Titanes – Gunfight at the O.K. Corral – 1957), demostrando que tiene una vena cómica que podría haber explotado un poco más.

Cuenta la película también con la colaboración de Ann-Margret como damisela en constante peligro. Ella siempre sexy, escotada, tonta, viciosa,  ninfómana irreductible, ávida de músculo viril… y recordemos que esta es una película pensada para el público infantil…

El héroe, tonto, bobo, virginal, el todavía ignoto Arnold Schwarzenegger, en un rol que le viene al pelo, en base a sus cualidades interpretativas. No obstante, con esfuerzo ha desarrollado algunos trucos y se hace disfrutable en comedias tipo Junior o Los gemelos golpean dos veces, además del género viril en películas como Ejecutor, franquicia Terminator, Predator, etc…

Presentados los 3 roles principales: villano, héroe y damisela, cabe destacar que los secundarios no hacen absolutamente nada, sólo están ahí, ocupando pantalla y minutos perdidos…

Qué tres!

La dirección de Hal Needham es nefasta, y consigue que esta cinta sea un quiero pero no puedo. Intentando copiar a las historietas del Coyote y el Correcaminos se ha pasado, destrozando su fórmula de chiste rápido y efectivo, con escenas más largas de lo necesario, y regocijánsose en sus pobres chistes.

La historia tiene 2 partes: pueblo y desierto/camino. Las escenas en el pueblo, saloon, banco son graciosas, pero cuando saltamos al camino por el desierto, rocas, árboles… se hace un tanto infumable y con escenas muy baratas.

Al margen de lo negativo que pueda parecer, es una película recomendable. Te ríes bastante (aunque menos de lo que el director pretendiera) y no aburre. Y a los fans de Gobernator les gustará verlo en un papel un poco más apartado de su rutina pegatiros.