“Broadchurch” – culmen de una obra maestra

broadchurch_thumbnail_02_webPodría afirmar, y de hecho lo voy a hacer, que Broadchurch es una de las mejores series que he visto en mucho, mucho, tiempo. Personajes sinceros, tramas enrevesadas -pero creíbles-, dirección y guión sublimes, fotografía espectacular… una mezcla perfecta para una historia perfecta.

Hace nada que la empecé, y como son tan sólo 8 episodios, ayer mismo la finalicé…

No daré spoilers, tranquis.

Llegados al episodio 7, es inevitable continuar con el último y resolver el crimen de Danny Latimer. Quién fue? por qué? Algo que no sabremos, y si lo intuimos es por pura lotería, dado que ni el personaje que interpreta al asesino supo que era él hasta el momento del rodaje del último episodio, y durante el transcurso de la serie tan sólo 4 actores conocían la identidad del asesino…

Una historia perfecta? No. Sólo eliminaría un detalle, que no aporta nada, ni a la historia, ni a los personajes… El “vidente”. Por si a alguien le parece un spoiler, continúo tras el salto, aunque no desvelo nada importante. Si no quieres ni medio spoiler, no continúes leyendo 🙂

El “vidente” sólo dice 2 cosas:

  • “un barco”, lo que no revela nada en absoluto, y aunque sea cierto, como comprobamos, no nos aporta más información.
  • “fue alguien cercano”, es algo que sabíamos/suponíamos todos, dado que los únicos personajes de la serie son cercanos en cierto modo a Danny, por amistades o familia. Otra información que no aporta ninguna pista.

Una serie, insisto, necesaria. Son tan sólo 8 episodios de duración normal (45min, salvo el último de 50) y bastante sencilla de seguir. Y con un final impactante como pocos.

La historia, como supondréis, es autoconclusiva, pero la serie ha renovado por una segunda temporada. Lo que ya no sabemos es por dónde van a ir los tiros… Por otro lado, en USA han decidido realizar un remake de la serie, contando con Tennant como protagonista, y cambiando levemente la historia para americanizarla (una niña muerta, en lugar de un niño y 4 cambios insustanciales).

Y quien haya llegado hasta aquí y quiera conocer el nombre del asesino… clic.