X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO – Pasado imperfecto futuro prometedor

X_Men_Dias_del_futuro_pasado-252906568-large

TÍTULO ORIGINAL X-Men: Days of Future Past
AÑO 2014
NACIONALIDAD Estados Unidos
DIRECTOR Bryan Singer
GUIÓN Simon Kinberg, Matthew Vaughn, Jane Goldman
MÚSICA John Ottman
FOTOGRAFÍA Newton Thomas Sigel
REPARTO Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Nicholas Hoult, Ian McKellen, Patrick Stewart, Ellen Page, Shawn Ashmore, Omar Sy, Peter Dinklage, Evan Peters, Halle Berry, Lucas Till, Daniel Cudmore, Booboo Stewart, Bingbing Fan, Adan Canto, Josh Helman, Larry Day, Amelia Giovanni, Gregg Lowe, Evan Jonigkeit, Mark Camacho, Laurence Belcher, Morgan Lily, Brian Cox, Famke Janssen, Anna Paquin, James Marsden, Kelsey Grammer, Brendan Pedder
SINOPSIS Los X-Men luchan por la supervivencia de la especie en una guerra que se desarrolla en épocas diferentes. Los personajes de la trilogía cinematográfica original de “X-Men” unen sus fuerzas a las que ellos mismos poseían en el pasado, cuando eran más jóvenes –tal y como aparecen en “X-Men: Primera generación”–, para cambiar un importante acontecimiento histórico y librar una épica batalla que podría salvar nuestro futuro.

El regreso de Bryan Singer a la franquicia mutante, se salda con una de las mejores aventuras de la saga, a la altura de sus dos mejores capítulos, X-Men 2 (2003) y X-Men: primera generación (2011) todo un logro teniendo en cuenta, la cantidad de personajes y lo ambicioso de la trama.
Un elenco excelente, donde destaca por encima de todos Jennifer Lawrence, robando todas las escenas con su fantástica Mística y por supuesto tanto James McAvoy como Michael Fassbender en sus roles de Xavier y Magneto simplemente magníficos.
La historia funciona a la perfección, con una excelente ambientación en los años setenta, es aquí donde la película, tiene sus mejores momentos tanto dramáticos, como (algunos) cómicos, destacando la presentación de Quicksilver (Evan Peters) en uno de los momentos más espectaculares y a la vez divertidos.
Singer y sus guionistas aprovechan el concepto histórico (la muerte de Kennedy, la guerra de Vietnam) para conseguir que las aventuras de nuestros mutantes favoritos, se conviertan en una alegoría de un país enfrentado, desencantado y que en breve tendría otro gran puñetazo en el estómago con el escándalo Watergate.
En cambio en las escenas ambientadas en el futuro, Singer no consigue unos resultados tan brillantes, no están mal, pero se queda un poco corto y la batalla final no consigue ser tan espectacular como se pretende.

[AMAZONPRODUCTS asin=”B00MPRP2N6″]