«Tres 60» – mucho que mejorar, pero nostámal

Tres_60-274805223-large

TÍTULO ORIGINAL Tres 60
AÑO 2013
NACIONALIDAD España
DIRECTOR Alejandro Ezcurdia
GUIÓN Luiso Berdejo
MÚSICA Roque Baños
FOTOGRAFÍA Johnny Yebra
REPARTO Raúl Mérida, Sara Sálamo, Guillermo Estrella, Adam Jezierski, Geraldine Chaplin, Joaquim de Almeida, Manuel Morón
SINOPSIS Guillermo (Raúl Mérida) es un joven universitario apasionado del surf que descubre de manera casual un antiguo carrete fotográfico. En las fotografías aparecen enigmáticas imágenes y una cara conocida, lo que lleva a Guillermo a emprender una peligrosa investigación con la ayuda de Daniela, una estudiante de Bellas Artes, y de su hermano, un experto informático. Ninguno de los tres es consciente de que esa investigación puede cambiar sus vidas para siempre.

La crítica la ponía por los suelos, y si bien es cierto que tiene varios puntos negativos, no creo que sea para tanto… Continuamos tras el salto, con spoilers… Os dejo mientras el tráiler, para que no tengáis que leer el resto…

Ahora, sí tras el salto continuamos…

El título, y alguna escena del tráiler hace pensar en que vamos a ver algo más de surf… Quitaos las ganas, salvo un par de referencias a bañadores y una escena de 3 segundos de tableo inconexa con el resto de la historia, no habrá nada más.

La historia, en sí, funciona, tiene una trama que empezamos a descubrir a segunda mitad de la película, aunque en la primera ya se nos diga a la cara lo que va a ser; es algo que desechamos por simple. El hermano pequeño le dice, tras ver las fotos: «y esas fotos de tráfico de órganos que tienes en la cazadora?»… lo piensas y lo desechas. Llega la segunda mitad y te decepciona que te lo hayan reventado antes. No pasa nada, la peli está bien y sigues viendo.

A nivel técnico: destaca la fotografía por encima del resto, sencillamente espectacular -para una película española-. Iluminación perfecta, planos geniales y en general, una producción de 10.

A nivel humano: la interpretación en este país es un punto a mejorar… todos los papeles rezuman teleserie adolescente y culebrón de mediodía.

A nivel de guión: todo resulta demasiado sencillo, y alguna incógnita queda sin resolver (cómo coño salió del conducto del aire acondicionado?). El niño es un súper hacker, el prota un fucker/ladrón/escapista/guaperas/puentea-coches/etc, la moza guapa/lista/debuenafamilia, el amigo… esperablemente idiota.

En fin, con sus pros y sus contras, el resultado no es tan malo como lo quieren poner (y que lo diga yo debería ser referencia para alguien, que suelo renegar de lo patrio como el que más) y lo dejo como recomendable. La historia está guay y bastante bien llevada hasta el final. Un final mejorable, sin duda. Intentan dejar una incógnita de «qué pasó realmente?» de un modo fallido y no satisfactorio, pero bueno, pasable.

Resumiendo: si no tienes nada que ver, no perderías mucho tiempo viendo esto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: