Snowpiercer (2013) – cine post-apocalíptico coreano

Rompenieves

TÍTULO Rompenieves
AÑO 2013 NACIONALIDAD Corea del Sur
DIRECTOR Joon-ho Bong (o Bong Joon-ho)
GUIÓN Joon-ho Bong, Kelly Masterson
REPARTO Chris Evans, Jamie Bell, Tilda Swinton, Ed Harris
SINOPSIS Un fallido experimento para solucionar el problema del calentamiento global casi acabó destruyendo la vida sobre la Tierra. Los únicos supervivientes fueron los pasajeros del Snowpiercer, un tren que recorre el mundo impulsado por un motor de movimiento eterno.
Portada del cómic.
Portada del cómic. La chica se parece demasiado a Scarlett Johansson, no?

Adaptación de la novela gráfica “Le Transperceneige”, escrita por Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb…

No conocía el cómic, pero sí al director. Cuando vi The Host (2006), me quedé flipado un buen rato, pero le perdí la pista, hasta que en 2013 salió Snowpiercer, su primera película con reparto internacional, con actores de primer nivel como Chris Evans (Capitán América: El primer vengador, 2011) o John Hurt. Aunque lo que me atrajo fue la sinopsis.

Digo que me interesó, pero sinceramente, a la película también le perdí la pista hasta que la vi en el videoclub hace un par de días y decidí alquilarla.

Continúo tras el salto, con spoilers.

Cine post-apocalíptico con clase, y clases… El mundo se ha ido al carajo, y para que los de arriba puedan mantener su tren de vida, los de abajo tienen que joderse.

Es una frase que se puede aplicar literalmente, con juegos de palabras incluidos, al argumento de la película: los pobres viven al fondo del tren, en los vagones de cola, hacinados y comiendo unas barritas de proteínas fabricadas a base de cucarachas esmagadas. Los ricos viven en los vagones centrales y superiores, con agua corriente, pescado y fruta frescos, música en directo, y un largo etc. de comodidades que ni siquiera hoy en día se puede permitir la gente normal.

Obviamente, huele a rebelión desde el minuto 1 con el Capitán América  y John Hurt al mando. No sólo huele a rebelión, sino que la deseas, porque Snowpiercer es una crítica voraz de cómo estamos ahora, de cómo estuvimos y de cómo, si no hacemos nada por cambiarlo, estaremos.

Del mismo modo que huele a rebelión, a medida que van avanzando por los vagones, me huele a decepción… Me esperaba una especie de Mago de Oz al final, que no hubiera ningún Wilford, que fuera sólo un artificio para mantener las cosas en su sitio.

snowpiercer wilford

Finalmente el Sr. Wilford existe, y es un hijodeputa con todas las letras, pero no sólo él… John Hurt era otro que tal bailaba, pero no lo descubrimos hasta el final.

En resumen, Snowpiercer es un calco de lo que ya dije ahí arriba, una crítica de la humanidad en las dimensiones de un tren.

Al final? Hay esperanza (para los de la peli). Después de que el tren se vaya al carajo por una bomba del coreano y su hija, salen a la nieve, y no sólo no se congelan, sino que descubren vida en forma de oso polar… si él vive, hay comida, y cuevas, y esperanza.

snowpiercer oso

La película es bastante larga, 2 horas, con partes muy lentas y algo injustificadas, pero es lo que tenemos por mezclar cine coreano con un guión francés. En algún momento va a haber tostón.

En cierto aspecto la peli me recordó a 300, por alguna escena de pelea en los vagones en formato horizontal y a cámara lenta, por otro me recordó a The Quest o Mortal Kombat, por aquello de ir superando pruebas, pero en general, Snowpiercer es un producto bastante genuino e interesante. NMuy buena opción si quieres invertir 2 horas en cine post-apocalíptico no decepcionante. No al menos como Divergente.

El reparto cumple como tiene que cumplir: Chris Evans de súpervengador, John Hurt como pobre viejecito (aunque al final se presente como un cabrón redomado), Tilda Swinton cayendo mal desde el segundo 1 de su aparición, los coreanos dando asquete por el yonkismo pero cayendo bien como casi cualquier asiático y Ed Harris en su línea de buen actor.