Pandorum (2009) – nos vamos a la mierda

Cartel de la película Pandorum, de 2009

Pandorum nos cuenta una historia futura, pero bastante cercana a la realidad actual. Año 2174, nos hemos cargado el planeta y lo hemos hecho inhabitable, pero tenemos una flor en el culo tan grande gracias a la que hemos encontrado otra tierra, Tanis, de similares características a ciento y pico años de viaje.

Continúo tras el salto.

Fotograma de la película Pandorum, de 2009

Pero cómo leches vamos a viajar ciento y pico años? Fácil: el 90% de la nave son cámaras de estasis, aquí llamado hipersueño. De esa manera pueden mover miles de personas que irán durmiendo todo el trayecto, salvo unos pequeños grupos que irán haciendo rotaciones de 2 años para ir haciendo el mantenimiento de la nave, etc.

Este es el resumen de los 2 primeros minutos de Pandorum, y que sirven de base al argumento de la misma. La chicha viene ahora.

El Cabo Bower (Ben Foster, prota de la película, aunque Dennis Quaid salga primero en los créditos no es más que una comparsa a Ben Foster) acaba de despertar del hipersueño y está desubicado. Poco a poco va recobrando la memoria de quién es y dónde está. Al parecer esto es un efecto habitual en los hipersueños de larga duración.

Despierta en una cámara con otras 2 cápsulas de sueño; una de ellas vacía, otra con Dennis Quaid. Los sistemas no responden, las puertas no se abren, pero gracias a los hados, se abre la cápsula de sueño del Teniente Payton (Quaid) y dándole a una manivela consigue recuperar la potencia de ese cuarto.

Se cuentan cada uno quienes son y qué hacen ahí. Lo que pueden, porque siguen recuperando la memoria. Se extrañan de que el equipo anterior no les haya dado el relevo, pero no le dan mayor importancia.

Ahora ambos están encerrados en ese cuarto/camarote. Bower intenta meterse por unas tuberías para intentar llegar al otro lado de la puerta para abrirla, pero en esas mismas tuberías se encuentra con el cadáver del tercer compañero, quasi-momificado.

Si se hacen relevos cada 2 años, cómo puede estar ese cuerpo en ese estado si tendría que haberse despertado a la vez que él mismo?

Aquí tenemos 1 de las incógnitas a resolver en el thriller. Las otras son: quién carajo son los seres que pululan por la nave? de dónde salieron?

El resto lo dejo a vuestro descubrimiento. Aunque Pandurom tenga tintes de terror, es un thriller espacial, y como tal necesita que sea el propio espectador quien vaya descubriendo y resolviendo las incógnitas.

Tiene varios paralelismos con Alien en la primera mitad, pero se diluyen rápido cuando Dennis Quaid habla por la radio y Ben Foster deja de estar solo. Sobre esto hablaré después del tráiler, con spoilers a saco, así que no sigas leyendo después del vídeo.

Pandorum es muy recomendable. Se disfruta un montón, está bien hecha, bien producida, buena fotografía y no-demasiado oscura, lo que se agradece en según qué entorno (y hora a la que la mires) y un reparto que hace lo que tiene que hacer. Son más los momentos de tensión que los de terror, así que es válida para que la vea el personal blandengue.

El tráiler

El spoiler

El personaje de Dennis Quaid me sobra mucho. No le veo utilidad. Sí, al final es quien revela todo lo que ocurrió en la nave y por qué hizo lo que hizo, pero… era realmente necesario? No podrían haberlo visto en el cuaderno de bitácora del puente? No podrían hacer un montaje de los diarios de abordo en vídeo de su personaje para que viéramos su degradación psicológica? Creo que le dan más minutos de pantalla de los necesarios y por eso me sobra un poco.

Sobre el final feliz… es una posibilidad. No sería la mía. Me esperaba muchos finales a medida que se acercaba el real.

  • Al llegar al puente y ver el ordenador: han pasado no sólo 1000 años, sino que nos hemos pasado de Tanis y no es posible la vuelta atrás. Vamos a morir.
  • Al abrirse la escotilla: oh! la tierra! nunca nos hemos movido de la órbita en estos 1000 años.
  • Al romperse el casco: todos mueren ahogados.
  • Al escapar en la cápsula: quedan atrapados bajo un cascote de la nave. Mueren.
  • Al llegar a la superficie: la cápsula no abre la puerta. Mueren.

Pero no… Llegan al puente, descubren que llevan 1000 años de ruta. Se abre la escotilla y están en un lecho marino en Tanis. Llevan 1000 años sumergidos en su destino. Sí, es un poco jodido, pero no me pareció muy impactante. Mis versiones eran más oscuras.

La parejita no sólo consigue escapar, sino salvar a 1211 cápsulas y van rumbo hacia una playa paradisíaca donde sólo falta un bar, unas tumbonas y unos margaritas.

Un final demasiado light y benévolo para una película en la que has estado trabajando la oscuridad como un campeón. Te obliga la productora?

Mientras veía la escena me decía “esto me suena de algo”, no tal cual, pero la esencia de y comieron perdices me recordó mucho al final de Cuando los mundos chocan, una maravilla de película de ciencia ficción de 1951, precursora en muchos aspectos de todo el posterior cine de catástrofes. La tierra se va a la mierda y algunos deciden ponerse a construir un cohete para largarse a montar una colonia en otro lado, y al llegar, happy ending.

Fotograma de la película Cuando los mundos chocan, de 1951
No os riáis, 1951.

Vale que sólo salvaron a los blancos, rubios y a un total de… 40? Ah sí, y a un perro, que va a poder aparearse con una piedra, pero bueno… sigue siendo una película muy entretenida.

En la producción de Pandorum está W.S. Anderson, director de Resident Evil, pero no creo que él tenga algo que ver en un final tan pasteloso. Los guiones están para saltárselos si la historia es mejorable, así que no tengo ni la más remota idea de cómo dejaron que terminase así.

Fotograma de la película Pandorum, de 2009

En general Pandorum se acelera demasiado una vez arrancado el reactor de la nave. No permiten que se desarrollen los acontecimientos y todo se ve prematuro y sin pensar. Como si quisieran terminar ya con el rodaje, no sé… es la sensación que se me queda.

En otro orden de cosas, me esperaba un poco más de Norman Reedus. Aparece para morir. Vale que en 2009 no era “nadie”, pero coño… da pena lo poco que sale y lo poco que hace.

Deja un comentario