“Oz, un mundo de fantasía” (2013) – una grande y poderosa hez

oz

TÍTULO ORIGINAL Oz: The Great and Powerful
AÑO 2013
NACIONALIDAD Estados Unidos
DIRECTOR Sam Raimi
GUIÓN Mitchell Kapner, David Lindsay-Abaire
MÚSICA Danny Elfman
FOTOGRAFÍA Peter Deming
REPARTO James Franco, Mila Kunis, Rachel Weisz, Michelle Williams, Abigail Spencer, Zach Braff, Joey King, Bill Cobbs, Stephen R. Hart, Martin Klebba, Tony Cox, Otis Winston, Bruce Campbell, Ted Raimi, Tim Holmes, Toni Wynne, Rob Crites, John Paxton, William Dick
SINOPSIS Oscar Diggs, un mago de circo de poca monta y de dudosa reputación, tiene que abandonar la polvorienta Kansas abruptamente, con tan mala suerte que su globo queda atrapado en un tornado y acaba en la tierra de Oz. Allí conoce a Theodora, una bella bruja que le cuenta una profecía: que un mago llegará del cielo y liberará Oz, reinando sobre su pueblo y todas sus riquezas.

Insulso intento de realizar una precuela de “El Mago de Oz”, centrándonse en el origen del grande y poderoso Mago. Es una película Disney de las de antes (*cofcof*): las chicas son débiles, lloran y dependen siempre de un hombre que, a pesar de ser un trúhan y un ladrón, siempre acaba encontrando el camino a la redención.

Larga y, además, con un ritmo muy lento que avanza a trompicones. Predecible, simple y sin chispa, pero eso sí, chillona a más no poder.

Los personajes son estereotipados y planos, sin ningún desarrollo, y los actores van a juego. Sólo un James Franco con el piloto automático puesto destaca algo sobre el resto del reparto, superado por poco por la muñeca de porcelana (sigh).

Ni siquiera la banda sonora compuesta por Danny Elfman es memorable.

Sirve para pasar un rato entretenido sin más. Un rato muuuy largo.

Espero que si un día realizan la adaptación de Wicked: Memorias de una Bruja Mala, no la toque Disney ni con un palo.