Me casé con un monstruo del espacio exterior (1958), extraterrestres buscando pillar cacho

Me casé con un monstruo del espacio exterior - poster
TÍTULO ORIGINAL:
I married a monster from outer space
NACIONALIDAD:
Estados Unidos
AÑO:
1958
DURACIÓN:
78 min.
DIRECTOR:
Gene Fowler Jr.
GUIÓN:
Louis Vittes
FOTOGRAFÍA:
Haskell B. Boggs
REPARTO:
Tom Tryon, Gloria Talbott, Peter Baldwin, Robert Ivers, Chuck Wassil, Ty Hardin, Ken Lynch, John Eldredge, Alan Dexter, James Anderson, Jean Carson, Jack Orrison

Sinopsis de “Me casé con un monstruo del espacio exterior”

Una civilización extraterrestre invade un pequeño pueblo de los Estados Unidos, suplantando a varios hombres que están próximos a casarse.

Las chicas de la Tierra no son tan fáciles

Detrás de un título tan tontorrón como Me casé con un monstruo del espacio exterior (perfecto para generar expectativas negativas ante un posible espectador), se encuentra una pequeña joya de la ciencia ficción de serie B de los años-50-casi-60.

Me casé con un monstruo del espacio exterior 01

En una primera impresión, recuerda mucho a planteamientos vistos en La invasión de los Ladrones de Cuerpos (1956) o Invasores de Marte (1953). No es precisamente una historia demasiado original, sin embargo en su desarrollo, en vez de decantarse por presentar una alegoría de la caza de brujas y el sentimiento anti-comunista propio de los principios de la Guerra Fría visto en otros títulos de la época como los ya mencionados, realiza un ingenioso análisis sobre las relaciones de pareja, centrándose en el matrimonio y las relaciones de pareja, el vínculo que se forma entre dos personas que creen conocerse y que descubren que se guían por motivaciones opuestas.

Estamos pues ante una crítica hacia quienes rechazan por defecto todo lo que es diferente, distinto a nosotros. Resulta curioso el hecho de que la motivación que guía a los alienígenas no es la típica “invasión y conquista”, sino que están buscando una forma de evitar su propia extinción, y no planean hacerlo pasando por encima de quien haga falta… bueno, sólo de unos pocos XD

En definitiva, una cinta entretenida, con algunos ocurrentes diálogos de doble sentido y muy recomendable para aficionados al género y para cualquier cinéfilo curioso en general. A pesar de ese título.