Mandíbulas letales (2015), tiburones en el lago

mandibulas letales - cartel

TÍTULO ORIGINAL:
Shark Lake

NACIONALIDAD:
Estados Unidos

AÑO:
2015

DURACIÓN:
88 min.

DIRECTOR:
Jerry Dugan

GUIÓN:
David Anderson, Gabe Burnstein

MÚSICA:
Nicholas Rivera

FOTOGRAFÍA:
J.R. Hall

REPARTO:
Dolph Lundgren, Sara Malakul Lane, James Chalke, Michael Aaron Milligan, Lily Brooks O’Briant, Ibrahim Renno, Lance E. Nichols, Kelsey Deanne, Melissa Bolona, Ele Bardha, Miles Doleac, John Ceallach

Sinopsis

Dolph Lundgren es un criminal de poca monta que, entre otras cosas, se dedica al tráfico ilegal de criaturas exóticas. Sara Lane es la agente de policía que lo ha encerrado y, de postre, se ha hecho con la custodia de su hija pequeña intentando evitar que acabe en un orfanato. Cinco años después, Dolph sale de la cárcel y, casualmente (jate tú), empiezan a producirse extrañas muertes en el lago.

No, no va de cocodrilos

Últimamente le di un pequeño empujón al ziclo de tiburones, que lo tenía un poco abandonado y ahora tenía intención de volver a tomarme un descanso de escualos mutantes y de efectos patrocinados por la app store/google play, como mucho pensaba recuperar alguno de los clásicos estrenados antes y después de “Tiburon” o, incluso, alguno de los 90, que también hubo alguna cosa maja. Repasando mi lista de pelis pendientes (un listado que hago sólo con títulos que me van llamando la atención en algún momento por un motivo u otro) encontré esta “Mandíbulas letales” y la elegí creyendo que salían cocrodilos; cuando empiezan los créditos y veo que el título original es Shark lake, casi la quito. No lo hice y tampoco me arrepiento demasiado.

que te muerdo
Que te muerdo, Sara Lane

¿Cómo sobrevive un tiburón en un lago?

Muchos tiburones, si los sueltas en un lago, absorben demasiada agua dulce en relación a la capacidad de su cuerpo, lo que les hace ahogarse. Pero el tiburón toro es un tiburón muy especial: su capacidad de regular los riñones para adaptarse a la salinidad del agua lo hace único. Ese tipo de osmorregulación solo se da en un porcentaje muy pequeño de tiburones.

En esencia es un melodrama de sobremesa. Con el papi queriendo recuperar a su hija, la poli intentando que no la vea, y la niña que siente curiosidad por su papi. Y un tiburón de fondo comiendo gente en el lago. Pero no carga las tintas en la parte dramática sino que está todo el asunto bien equilibrado, hay acción, hay humor y tiene un buen ritmo, constante y sin pausas, así que el resultado es una peli bastante maja de ver.

También ayuda el que tengan más presupuesto que otras producciones similares (o al menos no se lo gastan todo en chupitos) y que no rueden en el descampado que hay al lado del estudio. Así que tenemos bonitos planos de paisajes, varias escenas submarinas y hasta secundarios y figurantes, que chapotean en el agua y corretean por la playa esperando a que se los coman. Los efectos del tiburón no son 100% CGI (que son bastante cutres), también hay un peluche de goma que da bastante el pego si no se lo mira fijamente a los ojos.

En resumen, no aporta nada nuevo a un sub-género que está siendo bastante explotado y exprimido en los últimos años, pero sí supone un poco de aire fresco ante tanta propuesta insustancial de híbridos, mutantes y demás bichoñada.