El lugar que nos prometimos (2004), amistad, sueños y promesas

El lugar que nos prometimos - poster

Sinopsis

En 1974, en una realidad alternativa, Japón fue invadido por la Unión Soviética y Estados Unidos, quedando el país dividido en dos partes. En Aomori, controlado por los EE.UU., viven Hiroki y Takuya, que están dispuestos a construir un avión para poder llegar a una misteriosa torre visible en el horizonte de Hokkaido, bajo el dominio de la Unión Soviética. Después de conocer a Sayuri, que se une a su propósito, se hacen la promesa de visitar algún día esa torre. Sin embargo, un día Sayuri desaparece y los dos amigos se distancian…

Sentimentalismo al cubo

El lugar que nos prometimos (Kumo no mukô, yakusoku no basho, o The place promised in our early days) es una película de animación japonesa, dirigida por Makoto Shinkai, considerado por muchos como uno de los más destacados sucesores de Hayao Miyazaki. Shinkai ha declarado que uno de sus animes favoritos es Laputa: El castillo en el cielo, y es cierto que su obra comparte muchas referencias visuales similares a las presentes en la obra de Miyazaki, así como también trata temas similares, aunque el enfoque y el desarrollo sea diferente en cada caso.

El lugar que nos prometimos - 01

El lugar que nos prometimos es un drama de ciencia ficción ambientado en un mundo distópico que no puede ser descrito más que como una poesía en movimiento sobre la amistad, el amor y los sueños. La parte técnica es simplemente apabullante con un mimo exquisito en el dibujo de cada detalle y un magnífico uso de las luces y las sombras en muchas de las escenas.

El lugar que nos prometimos - 02

La película tiene un ligero subtexto antibelicista, de precaución ante los avances tecnológicos fuera de control con unas pequeñas gotas de ecologismo y defensa de lo tradicional. Sin embargo, el tema central son las relaciones entre los personajes (no sólo a nivel romántico) y como evolucionan con el tiempo y la distancia, algo bastante común en otras producciones de Shinkai.

El lugar que nos prometimos - 03

La historia en sí quizás es un poco simple y con un ritmo algo errático, que no facilita meterse en ella y lograr que te atrape del todo.