Los Cronocrímenes…o “lo no tan absurdo” de las paradojas temporales

vigalondo-cronocrimenes

Habitualmente, la teoría que baraja con la posibilidad de los viajes en el tiempo, es incapaz de resolver la principal incógnita…las paradojas temporales.

‌‌‌Podríamos definir las paradojas temporales como absurdos lógicos o incongruencias resultantes de la hipótesis de que es posible viajar en el tiempo.

paradoja temporalSegún la lógica, los eventos ocurridos en el pasado están fijos y siguen una línea de causalidad, en la que sólo han podido influir en ellos acontecimientos anteriores; es decir, no se puede modificar o provocar acontecimientos pasados. En cambio, si los viajes temporales son posibles, y pudiéramos viajar al pasado (o volver del futuro después de haberlo observado), cabría la posibilidad de tomar decisiones o provocar situaciones que alteraran acontecimientos que suponemos inalterables. Estas situaciones, que desafían toda lógica reciben el nombre de “paradojas temporales“.

El mundo del cine habitualmente ha pasado de puntillas sobre este problema, cuando ha tratado el tema de los viajes en el tiempo, clásicos como “La máquina del tiempo”, “Timecop” o la genial trilogía “Regreso al futuro”… no se detienen en exceso en responder a estas intrigas (si bien es cierto que en las aventuras de Doc y Marty McFly las afrontan, no menos cierto es que las afrontan desde un punto de vista excesivamente simplón y superficial).

Es por ello que os quiero hablar de la genial ópera prima de Nacho Vigalondo, “Los cronocrímes“, film que basa su intensa e intrigante trama en la resolución laberíntica, de una serie de paradojas temporales que deben conducir al protagonista de la película (Héctor),  inexorablemente hacia su destino.

Para comenzar os quiero presentar el trailer de “Los Cronocrímenes”

imagen los cronocrimenes

En la película se nos pone en el lugar de Héctor, quien observa desde su casa y con sus prismáticos la enigmática figura de una chica desnudándose, lo que le lleva a investigar en un monte cercano. Tras descubrir a la misma chica inconsciente, le ataca un loco enmascarado, del que debe escapar hacia una finca cercana donde encuentra unas extrañas instalaciones científicas; un hombre le presta su ayuda por un “walkie-talkie” para ayudarlo en los pasos de su huida. Al llegar a la cima de una loma se encuentra con el hombre que le convence para esconderse en un artilugio en forma de cubeta, el cual es cerrado sin que Héctor pueda huir…los-cronocrimenes

Hasta aquí todo bien…podría parecer una ligeramente entretenida película de miedo/intriga de serie b, pero que ocurriría…si al salir de la máquina Héctor apareciera en el mismo lugar pero una hora antes…???!!! Tras unos primeros instantes de estupefacción y con el asesoramiento supuestamente experto del hombre que le ayudó a meterse, interpretado de forma magistral por Nacho Vigalondo, descubren lo que ha sucedido, y, que es más que posible, que sin la propia intervención de Héctor del futuro, el Héctor del pasado no se llegue a meter nunca en la cubeta que le llevó a esa precisa situación…

En el siguiente vídeo el propio director de la película explica lo enrevesado de la trama

 Y como alguno puede pensar que le he reventado la trama argumental que no desespere, ya que la propia película todavía le da una vuelta de tuerca más al argumento.

Sin más y siendo mi primera aportación a este blog, recomendaros que veáis la película a quienes no lo hayan hecho todavía, ya que en ella veremos como Karra Erejalde, Bárbara Goenaga, Nacho Vigalondo y el resto del reparto, se ven envueltos en una intensa línea temporal plagada de lluvia, llamadas telefónicas, accidentes de coche y prismáticos, que poco a poco van cuadrando hasta cobrar sentido en el momento justo…

Es posible cambiar un acontecimiento del pasado cuando tu mismo lo has provocado en el futuro…??

los_cronocrimenes

[AMAZONPRODUCTS asin=”B0053CA7YO”]