La novia de Chucky (1998) – un reboot cojonudo

la novia de chucky

TÍTULO ORIGINAL Bride of Chucky
AÑO 1998 NACIONALIDAD USA
DIRECTOR Ronny Yu
GUIÓN Don Mancini
REPARTO Jennifer Tilly, Brad Dourif, Katherine Heigl, Nick Stabile, John Ritter, Alexis Arquette, Gordon Michael Woolvett, Lawrence Dane, Michael Johnson, James Gallanders, Janet Kidder, Vince Corazza, Kathy Najimy, Park Bench, Emily Weedon, Ben Bass, Roger McKeen, Sandi Stahlbrand
SINOPSIS Tiffany, la examante y cómplice de Charles Lee Ray, el Estrangulador de Lake Shore, adquiere los restos de Chucky. Recompone el muñeco como puede y lleva a cabo el mismo ritual vudú para devolverle a Chucky el alma de su novio fallecido.

No la llamaré Muñeco Diabólico 4 por 2 sencillas razones. Una, no se llama así; y dos, esta arranca de nuevo dejando por imposibles los hilos anteriores. Así que lo que tenemos delante es un nuevo ciclo ‘de Chucky’, y esta es la primera, a la que seguirán ‘La semilla de Chucky’ y ‘La maldición de Chucky’ (la última hasta la fecha).

Así que hoy comenzamos a ver y hacer reviews de tranqui de esta nueva trilogía slasher.

Comenzamos. Tras el salto.

Tengo un problema, y es que La novia de Chucky me parece que supera en todo a las demás películas, pero claro, tiene 10 años más que la primera, así que sería un poco injusto comparativamente. Lo que no puedo negar, es que LNDC es muchísimo más divertida que las anteriores, con momentos realmente hilarantes, y cómo no, otros momentos súper splatter (espejos, motel, no digo más).

Aunque después de este arranque de positivismo, la película no empieza bien… Bueno, empieza tan bien como cualquier slasher sobrenatural: con una tontería para traer ‘al malo’ de vuelta a la acción.

Tiffany en todo su esplendor.

Aquí, la novia de Charles Lee Ray, Tiffany, recupera el muñeco de un almacén de pruebas, y está bastante completo, aunque como sabemos, el final de la tercera es con Chucky siendo despedazado en 400 pedazos y sin vistas a encontrar uno de ellos más grande que una moneda de 2€.

En ese momento, nada más iniciar la película, mi sonrisa no podía ser mayor… en el almacén de pruebas, en los armarios y estanterías se producen 4 homenajes al género: en 15 segundos aparecen en escena la máscara de Jason con la motosierra de Leatherface, y la máscara de Michael Myers con el guante de Freddy…

Y así estaba yo, en ese arranque de película…

eyesOjo, no son los únicos homenajes que hay… aún queda uno, que me viene que ni pintado en relación a las otras pelis que estoy revisionando últimamente… Cuando Chucky y Tiffany se cargan a John Ritter, Chucky lo mira y dice: “No entiendo por qué me resulta tan familiar…“. El caso es que sin Caja de Lemarchand ni nada, Hellraiser se hace un hueco en la película y a Pinhead le sale un imitador.

Típico maquillaje cenobita
Típico maquillaje cenobita

Saliendo de la frikez de estos homenajes, la película está muy guay. La novia rescata los trozos de Chucky en un almacén de pruebas, lo reconstruye con partes originales y de otros muñecos y con un ritual vudú (sacado de un libro de Vudú para torpes)le devuelve la vida, y listo, ya tenemos muñeco para rato.

Como Tiffany es un poco guarrilla y además no quiere que Chucky vuelva a ser humano, este se la devuelve y la convierte a ella en muñeca.

Maldito hijo de puta, qué me has hecho!?

Ahora el plan será buscar 2 cuerpos humanos donde meterse, y para ello tienen que ir al cementerio donde enterraron el cuerpo de Charles Lee Ray a recuperar el medallón mágico. Tiffany paga a su vecino para que lleve 2 muñecos hasta dicho cementerio…

Por otro lado tenemos al vecino y a su novia (Katherine Heigl), que aceptan el viajecito. Ella no soporta a su tío policía, John Ritter, así que no se lo tiene que pensar demasiado.

Parece que el tío va a joderles el viaje, pero la pareja de muñecos se lo carga (tenéis la imagen Pinhead ahí arriba) para que no interfiera en su plan.

En fin, prosiguen el camino, la poli cree que la parejita son los culpables de una serie de asesinatos que están ocurriendo, cuando nosotros sabemos quienes fueron… Y comienza una persecución de tranqui, mientras Chucky y Tiffany se dedican a hacer lo que mejor saben: matar.

No quiero desvelar demasiado por si alguien ha llegado hasta aquí sin haberla visto, así que lo resumiré mucho y con una opinión: La novia de Chucky es la mejor película de la saga.