La Megacrítica vol. 5 – “Druidas” (2001)

druidas

TÍTULO ORIGINAL Vercingétorix (Druids)
AÑO 2001
NACIONALIDAD Francia
DIRECTOR Jacques Dorfmann
GUIÓN Jacques Dorfmann, Norman Spinrad, Rospo Pallenberg (Historia: Anne de Leseleuc)
MÚSICA Pierre Charvet
FOTOGRAFÍA Stefan Ivanov
REPARTO Christopher Lambert, Klaus Maria Brandauer, Max von Sydow, Inés Sastre, Denis Chavert, Yannis Baraban, Vincent Moscato, Bernard-Pierre Donnadieu, Maria Kavardjikova
SINOPSIS Pseudobiografía del caudillo galo Vercingetorix (siglo I a.C.). Cuando las legiones romanas conquistaron las Galias, su padre fue secuestrado y ejecutado. Un sabio druida, Guttuart, le vaticina a Vercingetorix que liberará las Galias del poder de Roma. Ya adulto, se convertirá en un bravo y valiente guerrero que, al principio se unirá a las fuerzas del carismático general Julio César.

En esta nueva entrega os presentamos una película basada en hechos reales. Donde el doblaje de Inés Sastre a sí misma es lo que parece más irreal de todo. El resto de actores, vestuario y decorados en comparación tienen un nivel superior. Después del tráiler, tras el salto podéis leer nuestras opiniones al respecto.


El peinado “hobbit recién levantado” entre otros como colitas infantiles en hombres barbudos,  será lo único que recuerde en el futuro.

Bu Device

Viene siendo un cruce entre los Caballeros de la Mesa Cuadrada y Braveheart, pero sin gracia ni épica, aderezada con música pastillera

Casti

Garruléitorix y la princesa Pepona dirigen un ejército galos con pelucones y bigotes postizos contra las Legiones de Julio César.

Die-Gon Jinn

Del género “Francés con Marionetas”. Braveheart del chino con baratijas de la talla de Lambert y Sastre, planos personajes y nula historia.

Gaius Baltar

Lambercingétorix unió a toda la Galia contra los romanos, pero también a todos los críticos del Universo contra esta mierda de peli. Eso sí tiene mérito

Ligero Caso de Muerte

Druidas es una película que debe ser ignorada por todo ser humano. Lambert es un crack, pero el bigote portugués no le queda nada bien.

Roy Batty

¡Hasta la próxima!