Kung Fu Panda 3 (2016), el regreso del ¡uala!

Kung Fu Panda 3 - poster

De nuevo toca fin de semana de cine familiar en la estupenda sala Salesianos de Vigo, con regalo de palomitas con la entrada incluido y todo, para poder disfrutar de las andanzas del Guerrero del Dragón en su ya tercera incursión cinematográfica donde sigue progresando en su aprendizaje del Kung Fu, al tiempo que afronta el hecho de encontrarse con su padre biológico.

kungfu_palomitas

Parece que a Dreamworks le está funcionando bien el tema de montar franquicias de sus producciones animadas. Empezaron con Shrek (2001), con tres secuelas y algún especial; después vino Madagascar (2005), con dos secuelas y una serie derivada dedicada a los pingüinos con tres temporadas y su propia peli; esta Kung Fu Panda (2008) acaba de estrenar su tercera parte y también cuenta con una serie de 3 temporadas; y, la más reciente Cómo entrenar a tu dragón (2010), con secuela y una serie de tres temporadas.

Everybody is Kung Fu fighting... Oh-oh-oh-ohhhhhhhh
Everybody is Kung Fu fighting… Oh-oh-oh-ohhhhhhhh

Kung Fu Panda 3 nos ofrece un poco más de lo mismo que sus dos precedentes: acción y humor combinados en un derroche de fantasía visual que juega mezclando habilmente animación 2D y 3D, con un final un poco Retorno del Jedi (¡cof cof! panda-ewoks ¡cof cof!). Las diferentes peleas están, como es habitual en la saga, coreografiadas de forma genial, siendo perfectamente visibles y seguibles, incluso en las luchas en grupo. Los diferentes escenarios en los que transcurre la historia están muy currados y resultan perfectamente diferenciables entre sí, destacando especialmente la estética empleada en el mundo espiritual, bastante importante en el principio y en el final.

Una película perfecta para todo tipo de público, excepto quizás para los picajosos que tengan prejuicios contra las familias homoparentales, algo que, por Diox, nunca se defendería en Disney 😀 .