Esta tierra es mía (1943)

Sinopsis: Dos profesores franceses ante la ocupación de su patria por parte de los alemanes en plena Segunda Guerra Mundial, reaccionan de formas distintas ante esta situación. El profesor –Charles Laughton– es tímido, acomplejado y dominado totalmente por su posesiva madre y de personalidad cobarde. La profesora –Maureen O´Hara– es independiente, valiente y todo coraje ante la ocupación que están sufriendo. 

Charles Laughton

 

Durante este film, veremos como el profesor Albert Lory – Charles Laughton– muta su personalidad a través del amor secreto que profesa por su homóloga femenina Louise Martin  –Maureen O´Hara-acabando  ante los ojos de sus alumnos y de su compañera como un  héroe.

 

Las interpretaciones son soberbias teniendo en cuenta a los intérpretes. Laughton tiene títulos de obligado visionado como “El signo de la cruz”, “Los miserables”, “Rebelión a bordo”, “Rembrandt”, “El proceso Paradine”, “Testigo de cargo”, “El déspota” o “Espartaco” entre otros.

O´Hara tiene en su haber trabajos en cintas de tanta calidad  como “Que verde era mi valle!”, “El hombre tranquilo”, “La posada de Jamaica” o “Esmeralda la zíngara” -estas dos últimas coincidiendo con Laughton-.

 

Maureen O´Hara

 

A destacar maravillosas secuencias como la reacción totalmente opuesta de los protagonistas ante un bombardeo -ella poniéndose frente a los niños e improvisando de directora de coro para que canten y ahoguen los estruendos de las bombas- él totalmente pálido y atemorizado en brazos de su madre aferrándose a ella-.

 

La película fue dirigida por el brillante Jean Renoir -hijo del gran pintor impresionista Pierre-Auguste Renoir– poseedor de una filmografía con títulos tan increíbles como “La bestia humana”, “La regla del juego”, “Memorias de una doncella” o “El río”. Rodada en su época americana esta cinta es un canto a la libertad, la valentía y el honor.

 

Reconozco que esta es una de mis películas favoritas, recuerdo haberla visto por vez primera con unos once años. Desde ese momento me enganché literalmente al orondo Charles Laughton -en mi opinión, el actor más grande que ha habido nunca-, capaz de dar vida cualquier tipo de personaje desde este profesor tímido y asustadizo hasta un Rey tiránico y despótico -papel que hizo en “La vida privada de Enrique VIII”.

 

Una película que todo buen cinéfilo debería visionar para comprender la magnitud de este director –Renoir– y de sus dos protagonistas –Laughton y O´Hara-. Os dejo con unas imágenes de esta gran película, disfrutad!!!!