“Escape de Absolom” (1994) – una propuesta interesante, floja, pero interesante

escape de absolon

TÍTULO ORIGINAL No escape
AÑO 1994
NACIONALIDAD USA
DIRECTOR Martin Campbell
GUIÓN Michael Gaylin & Joel Gross
MÚSICA Graeme Revell
FOTOGRAFÍA Phil Meheux
REPARTO Ray Liotta, Lance Henriksen, Stuart Wilson, Kevin Dillon, Ernie Hudson, Jack Shepherd, Don Henderson, Kevin J. O’Connor, Ian McNeice, Michael Lerner
SINOPSIS En el año 2022 el capitán John Robbins es conducido a Absolom, una isla selvática donde los presos más conflictivos son abandonados a su suerte. Robbins se enfrenta a una situación límite: la lucha contra una sociedad salvaje y primitiva, los presos más terribles y los demonios de su pasado. Para Robbins sólo existe una salida: escapar a toda costa de Absolom.

Una película muy entretenida, y recomendable. Es muy cutre, claro que sí, pero cumple con su cometido, hacerte pasar unos buenos 90 minutos.

El planteamiento es cojonudo, muy de los 90, muy post-apocaliptico: una isla-cárcel con 2 grupos bien divididos, malos muy malos y buenos muy regulares, y entre ambos, un correcto Ray Liotta suelto por la selva intentando salvar el culo.

Recuerdo que la vi en el cine con mi padre, en unos minicines que había en el centro de la ciudad, y es de las primeras que recuerdo con toques “gore” (tenía yo 13 o 14 años). El maquillaje de los malos me pareció sublime y muy creíble  y cómo no, asqueroso. Hoy en día las imágenes ya no impresionan y se ven los fallos a 12 metros (costuras de latex, cañones de armas que no son huecos, y cosas así), pero la primera impresión es la que marca el buen o mal recuerdo de una película.

Martin Campbell (Linterna verde, 2011) quiere hacer un homenaje encubierto Fortaleza Infernal o Mad Max, o un híbrido bastardo de ambas, y le salió rana, porque la crítica la vapuleó vilmente, y al público “en general” tampoco le gustó demasiado. Quiero suponer que una mala campaña de marketing, intentando vender esta película a todo el público no era lo más recomendable, pues no es una película para todo el mundo.

Al margen de las malas o pésimas críticas recibidas, me remito a mi primera frase: es una película muy entretenida y muy recomendable si te mola el rollete post-apocalíptico, fantasioso y “cutre” de los 90… Y si no te mola, te jodes.