El niño 44 (2015) – Stalin vs El carnicero de Rostov

El niño 44 es un revisionismo histórico que mezcla al carnicero de Rostov con el estalinismo. Demagógica, pueril, prescindible.

El resumen de arriba es de un buen amigo, pero vamos a verla -sólo un poco- desde un punto de vista, no histórico, sino cinéfilo…

El niño 44 es más aburrida que pegarle a un padre con un calcetín sudado. Lenta, oscura y doblemente aburrida. Tom Hardy es patético fingiendo el acento ruso, y tetitas Kinnaman sale poco y mal.

En resumen, no la veáis porque es un coñazo. Ya me he sacrificado yo para que vosotros no lo tengáis que hacer.