Dunkerque (2017) – una de gente en la playa

Dunkerque (Dunkirk) es lo último de Nolan. Cine bélico bien producido, bien dirigido, mejor fotografiado, nada mal interpretado, pero carente de historia en toda su plenitud.

Continúo tras el salto.

DUNKIRK, l-r: Harry Styles, Aneurin Barnard, Fionn Whitehead, 2017. ©Warner Bros. Pictures/courtesy Everett Collection

Por “carente de historia” espero que se entienda el juego de palabras. Sí es parte de la historia, y sí hay una historia, pero que no aporta nada en absoluto al cine bélico más que “el conocimiento de una parte de la IIGM” (aunque esto no es poco).

Sin embargo no puedo deshacerme del pensamiento que he tenido durante toda la película, y es tener algo de qué hablar sobre ella, algo que me emocione y la verdad, lo único que se ocurría era, de forma recurrente, la frase… “Dunkerque es una película donde pasan cosas”.

Cierto es que el género bélico no es mi favorito, pero sí hay muchos exponentes del mismo que sí me han gustado, y me han conmovido. Dunkerque no es el caso, salvo por alguna escena donde lo predominante era la banda sonora – salvadora de la película. En líneas generales no me ha gustado, dejando a un lado el apartado técnico, donde destaca por ser impresionante, pero cuando de una película sólo podemos destacar lo técnico… mal vamos.

En fin, no sé si la recomendaría o no. Mi opinión queda en los párrafos anteriores. Lo dejo a vuestro parecer.