Doctor Mordrid (1992) – reinventando al Doctor Extraño

Ficha

Dirección: Albert Band, Charles Band
Guión: C. Courtney Joyner y Charles Band
Música: Richard Band
Fotografía: Adolfo Bartoli
Interpretes: Jeffrey Combs, Yvette Nipar, Jay Acovone, Brian Thompson

El doctor Mordrid es un hechicero (o alquimista, no me ha quedado muy claro) interdimensional cuya tapadera en la tierra es hacer de casero en un edificio de apartamentos en Manhattan. Monitor, una especie de entidad cósmica que supuestamente es el mentor o el maestro… o algo… de Mordrid le avisa de que Kabal, el señor de la Muerte, va en su búsqueda, que se vaya preparando… en realidad, ya debería estar más que preparado, porque ése es un encuentro que lleva esperando más de 100 años.

Aquí no se tira nada…

En fin, este intento de sinopsis responde a un film directo-a-video que presuntamente recicla lo que iba a ser un episodio piloto del Doctor Extraño, el Hechicero Supremo de Marvel Comics. Como el proyecto no llegó a despegar, Albert y Charles Band (a la sazón padre e hijo y responsables de los peliculones auspiciados por las productoras de serie B y Z, Empire Pictures y Full Moon Pictures) decidieron aprovechar las horas de trabajo invertidas y con unos mínimos cambios para no entrar en problemas de copyright, realizaron esta pequeña película (apenas dura 75 minutos) que se estrenó directamente en vídeo.

doctor-mordrid-01

El sambenito de “episodio piloto” está presente en todo momento. Es una presentación de situaciones y personajes que sonarán al estilo reiterativo de casi cualquier serie de televisión de finales de los 80. La vecina del buen doctor trabaja para la policía como consultora en temas paranormales (menuda coincidencia), y se intuye como posible interés romántico del protagonista. Aparece el típico policía duro empeñado en detener al Doctor.

Algo que resulta imperdonable es que hayan reemplazado al fiel mayordomo Wong por un cuervo llamado Edgar Allan O_o, que ni siquiera habla, con lo cual apenas es una pieza más del decorado, no sirviendo ni como contrapunto cómico (algo que tampoco necesita demasiado la película).

doctor-mordrid-02

Se reutiliza y se “homenajea”

La prisión interdimensional (o algo) en la que estaba encerrado el villano hasta justo el principio de la película, es un curioso refrito de la Roca de la Eternidad, donde vivía el mago Shazam de DC Cómics (puestos a plagiar cosas, ¿por qué detenerse en una única editorial?).

Los efectos especiales son justitos, lo cual resulta cutrísimo si tienes un personaje principal que debería ser un hechicero supremo capaz de realizar proezas pirotécnicas de alto nivel.

Para terminar

Concluyendo, como toda buena bizarrada de serie B, una joya que hay que ver por lo menos una vez y disfrutar (o no) con una mentalidad muy abierta xD